En el proceso de digitalización de la obra social, DOSEP inició una campaña de despapelización con una fuerte conciencia ambiental y con un fin solidario. En ese sentido envió dos cargamentos de papel que serán destruidos y reinsertados a la cadena de consumo como servilletas, pañuelos descartables o papel higiénico, con beneficios para el Hospital Garrahan.

El primer cargamento fue recibido en Buenos Aires el 20 de agosto con un total de 7.720 kilos de papel, mientras que el segundo fue recepcionado el 3 de septiembre con un total de 6.320 kilos.

Con este material, a través del Programa “Va por los Pibes” de la Fundación, se procesan las donaciones transformándolas en materia prima con las que luego papeleras fabrican distintos productos que son comercializados por la Fundación para el funcionamiento y sostén de la Casa Garrahan, la compra y reparación de equipamiento de alta complejidad para el Hospital Garrahan, la adquisición de insumos, etc.

Nota y foto: Prensa Dosep.