¿Por qué el dólar oficial bajó y subió el blue? ¿Por qué bajaron las reservas?

En el estreno del cepo, que se oficializó el domingo, bajó el dólar oficial y subió el blue, paralelo o en negro. Las reservas del BCRA bajaron U$S 954 millones.

Si el precio en un mercado libre es el encuentro de la oferta y la demanda, al aumentar la oferta y limitar la demanda, el precio debe bajar.

Las medidas tomadas limitaron la demanda mediante un tope a la compra de dólares, la imposibilidad de girar a cuentas ajenas en el exterior más de U$S 10.000, las empresas no pueden comprar dólares para atesoramiento (ahorro) y de paso en EEUU fue feriado por el Día del Trabajo.

Por otro lado, se aumentó la oferta. Los exportadores deben liquidar los dólares luego de 5 días de la venta y los bancos no pueden tener más del 4% (antes era el 5%) de su capital en dólares.

Por ello, en medio de una gran volatilidad -en el mercado mayorista varió entre 53,88 y 60,50, más de un 12% en solo un día- bajó un 5,85% a $56,02, disminuyó $ 3,48 respecto del cierre anterior. El incremento del dólar en el año es de 48,72% (menos de lo que aumentaron los precios generales en el mismo plazo). Siempre hablando en el segmento mayorista. Compras de más de 1 millón.

En tanto el blue, paralelo o negro subió. Cerró a $63,5. Más de $5 que el promedio a la que vendían los bancos. Aquí hablamos del mercado minorista. Había cerrado el día anterior un peso menos. Subió porque el dólar billete le posibilita a quien desee comprar más de los 10.000 autorizados, poder acceder a él. Sin controles bancarios, de la AFIP, y otros. En negro.

El viernes las reservas totales del Banco Central eran U$S 54.098 millones. Ayer las reservas cerraron en 53.144. Hubo una pérdida de 954.

La razón de esta baja, atento las palabras del presidente del BCRA, Guido Sandleris, fue el retiro de los depósitos en dólares de los ahorristas argentinos.

Hay que seguir monitoreando el nivel de reservas, pues si los que tienen sus ahorros en dólares en los bancos deciden retirarlos y a la vez los que tienen plazos fijos los transforman en dólares para llevarlos a cajas de seguridad, el sistema bancario temblará.