Estudiantes de la carrera de Mecánica, de tercer y cuarto nivel, fueron formados por personal de Toyota, empresa que cuentan con uno de los talleres más modernos y tecnológicos de la provincia. Llevan adelante un proceso productivo para la reparación e intervención de automotores y cuentan con depósitos de insumos de vanguardia.

En esta última jornada de tres que se llevaron a cabo, los alumnos de la UPrO realizaron una clase teórica en donde fueron capacitados sobre las ventajas de los motores híbridos. Luego de esta clase pudieron realizar un test drive en grupos de 4 subiendo a un vehículo de estas características y comprobando en terreno la combinación de ambos motores.

Las características del auto utilizado permite que los motores puedan ser usados en forma simultánea o alternada, pudiendo establecer prácticamente cómo es el acople en cada uno de los casos. Los cambios realizados, tanto como el rendimiento de los motores puede ser visualizado en una pantalla ubicada en el tablero del auto.

Los motores híbridos tienen innumerables ventajas. En primer lugar, los consumos en ciudad pueden mejorar considerablemente los consumos de sus homólogos más convencionales. Esto es así porque en situaciones como el arranque o las maniobras a baja velocidad predomina el funcionamiento del motor eléctrico, suponiendo un consumo nulo de combustible fósil.

Además, en condiciones de conducción normal funcionarán alternativamente ambos propulsores. Si se maneja en una ruta sin subidas ni bajadas y no se necesita potencia para mantener la velocidad, el motor eléctrico tomará el control. Si por el contrario se necesita efectuar una recuperación de velocidad en cuesta, la combinación de ambos motores proporcionará la potencia y par máximos posibles. En el resto de situaciones de conducción normal se utiliza el motor térmico.

 

Nota y fotos: Prensa UPrO.