Exigieron una compensación financiera ante la reducción de los recursos que le corresponden por una decisión inconsulta e inconstitucional.

Es fácil ser generoso con el bolsillo ajeno. Antes de la asunción de Hernán Lacunza en Hacienda y mientras Dujovne solo figuraba en los papeles, el Gobierno nacional decidió reducciones impositivas (que no se ven reflejadas en los precios) por medio de un DNU, que implica reducción en los ingresos de los Estados (nacional, provincial y municipal). El Ejecutivo nacional decidió por si, sobre dineros que son, en parte, de las provincias. Los gobernadores ayer dijeron, “vamos a defender los derechos de nuestros representados” y exigieron “las compensaciones financieras correspondientes”.

Desde un punto de vista, que fue el que optaron manifestar los primeros mandatarios, hubo una decisión inconsulta sobre fondos que no le corresponden exclusivamente a Nación. Lo recaudado por impuestos coparticipables, no es propiedad del Estado nacional, a este solo se le delegó el cobro. Es como que un acreedor le solicita a un gestor cobrar una deuda y el gestor le hace una quita al deudor sin haber sido autorizado. El gestor le deberá al acreedor lo que dejó de cobrar. Por esta deuda es que las provincias piden compensaciones financieras al Gobierno nacional.

Los recursos tributarios que corresponden a las provincias vienen perdiendo ante la inflación, como se refleja en los datos que hizo públicos el reciente ministro de Hacienda en la conferencia de prensa brindada a minutos de asumir. Con la decisión del Gobierno nacional que cuestionan los gobernadores, la situación se agrava.

Desde un punto de vista político, ayer se alinearon como oficialistas u opositores las provincias. Hubo dos reuniones. La oficialista contó con 3 provincias más CABA, faltó Mendoza. En la opositora, estuvieron no solo las provincias con gobiernos peronistas, sino también las que tienen gobernantes de partidos provinciales y el socialismo.

Hubo consecuentemente una toma de posición política no solo en relación a las próximas elecciones sino al futuro político del país.

Una observación sobre la foto de los gobernadores. No estuvieron ordenados por orden alfabético, sino de relevancia. Quienes ocuparon los lugares centrales, fueron Manzur (Tucumán) y Rodríguez Saá (San Luis).