El taller de zumba del Complejo Molino Fénix llevó adelante una clase especial para compartir con los chicos del Centro de Día “Newen” de la ciudad. 

Fue una tarde diferente, tanto para la gente que asiste al taller de zumba, como para las profesoras y los chicos del centro.

En una iniciativa que pretende seguir construyendo en pos de la igualdad y la inclusión, se compartieron las clases de zumba de uno de los talleres del Molino Fénix junto a los chicos que asisten al Centro de Día “Newen”.

Una tarde diferente, tanto para la gente que asiste al taller, como para las profesoras y los chicos del centro, compartiendo con alegría y mucha diversión las clases. Al respecto Katerina Palacios, orientadora del centro “Newen”, comentó: “Vinimos con los chicos del taller de zumba del centro a compartir una clase muy especial con la gente del Molino”.

El Centro de Día Newen es una institución que siempre ha trabajado para lograr una sociedad inclusiva e igualitaria. Por esta razón se han compartido en varias ocasiones actividades con ellos. La orientadora dijo al respecto: “La estamos pasando muy lindo, estamos divirtiéndonos y bailando mucho. Queremos agradecer por la invitación y la buena onda”.

Nota y fotos: Prensa Complejo Molino Fénix.