Setenta personas que integran la parcela 36 utilizan una amplia diversidad de materiales en desuso. En el Día del Niño entregaron 300 piezas para chicos de los barrios del sur de la capital puntana.

Unos 300 juguetes fueron entregados en la fiesta realizada por el Ministerio de Desarrollo Social para los barrios de la zona sur de la ciudad capital.

Claudia Quiroga, coordinadora de la parcela 36, explicó a ANSL que la idea de fabricar juguetes surgió a comienzos del invierno,  y los primeros juguetes los entregaron en las escuelas de Barranquitas, camino a El Trapiche, y la segunda tanda la prepararon para los festejos del Día del Niño.

Unos 300 juguetes fueron entregados en la fiesta realizada por el Ministerio de Desarrollo Social para los barrios de la zona sur de la ciudad capital.

“Ahora nos preparamos para fabricar más juguetes y entregarlos en el Hospital de San Luis, para el que también haremos bancos, mesas, sillas y todo tipo de muebles necesarios para que los chicos puedan jugar en el SUM mientras estén en su proceso de internación”, adelantó Claudia.

Hay otras parcelas que ya se contagiaron con esta iniciativa, lo que “está muy bueno y para nosotros también, ya que esta actividad es un gran incentivo, que lo sentimos cuando entregamos los juguetes, al ver la alegría de los niños”.

Ana Salinas es ayudante de Claudia y destacó que la labor realizada en la parcela se encara con mucha unión. “Utilizamos muchos tipos de materiales, como la goma eva, cartón, rollos de servilletas, la mayoría usados para fabricar juegos didácticos con los que el niño pueda desarrollar su intelecto”, explicó.

Los descartes de madera que deja el Ministerio de Desarrollo Social cuando fabrica muebles, los usan para elaborar piezas de dominó, tatetí y variados juegos de memoria.

Nota, fotos y video: ANSL.