Los deportistas pasaron de medidas antropométricas básicas, a test de saltabilidad en alfombras de contacto y resistencia a la velocidad en la cinta de correr. Los resultados permiten direccionar y potenciar el rendimiento atlético.

Atletas de status run pasaron por el laboratorio de biomecánica del Campus Abierto ULP y los resultados permiten direccionar y potenciar el rendimiento deportivo.

El profesor Pablo Sosa, referente de la agrupación, comentó sus sensaciones tras los testeos: “Estamos muy contentos, el grupo respondió muy bien, y el Campus como siempre está muy predispuesto con sus profesionales”.

“Esto nos viene muy bien, es un parámetro para saber dónde estamos parados y donde mejorar y aumentar la dosificación de las cargas de entrenamiento. Esto hace que mejora la calidad del grupo y de los atletas”, comentó el profesor.

Seis atletas pasaron en esta oportunidad por el Campus. Sosa dijo que “los demás se van acomodando de acuerdo a sus actividades, para que todos vengan al Campus ya que estos testeos son claves en alto rendimiento, y tenerlos en San Luis es una gran oportunidad que no se puede desaprovechar”.

A los deportistas se les tomaron medidas antropométricas básicas, tales como talla, talla sentada, altura y peso; además de la flexibilidad de la cadena posterior; test de saltabilidad en alfombras de contacto, y prueba de resistencia en incremento de velocidad en la cinta de correr.

Por último, Sosa manifestó que está “muy agradecido a la gestión de Juliana Menéndez, con una mirada directa en la gestión deportiva desde el Campus”.

 

Nota y fotos: Prensa ULP.