Un salto productivo y comercial y la recuperación de campos dañados por el Río Nuevo son parte de los beneficios que se esperan obtener con la iniciativa del Gobierno provincial.

Productores, empresarios, contratistas y profesionales que este miércoles estuvieron en la presentación del Plan Integral de Alfalfa, coincidieron en elogiar el múltiple propósito de la iniciativa que movilizará la economía regional y aportará una rápida solución ambiental al sector más degradado de la cuenca.

Carlos Cavadore es un productor cuyo campo se encuentra en el corazón de la Cuenca del Morro y destacó que ALFAZAL “es un proyecto muy importante que se viene desarrollando desde hace más de un año y sobre el cual veníamos conversando con Sebastián Lavandeira cuando el Ministerio de Producción entregó semillas de alfalfa a los pequeños productores”.

Agregó que esos cultivos ya están logrados y que el plan alfalfa presentado este miércoles por el Gobierno les abre una gran oportunidad para industrializarla y buscar venderla al exterior, con el apoyo de los servicios que brinda San Luis Logística.

“Es importante que sigamos absorbiendo esa agua que sobra en la Cuenca del Morro y por eso debemos aprovechar al máximo las condiciones de los lotes bajos sembrando alfalfa, el cultivo ideal para ayudar de manera rápida a alcanzar el balance hídrico en la zona”, valoró el productor.

Fabricio es un joven productor con campos cerca de la localidad de Juan Jorba y a pocos kilómetros al este de Villa Mercedes, donde desde hace tres años arrancó junto a su padre con la producción comercial de alfalfa. “Este año salimos a alquilar campos para ampliar nuestra producción y uno de ellos está atravesado por la Cuenca del Morro y tenemos la expectativa que este plan lanzado por el Gobierno provincial andará muy bien porque es una gran oportunidad”,

En diálogo con ANSL, consideró que “esto despierta entusiasmo en nuestro horizonte comercial porque con la posibilidad de disponer de máquinas y el apoyo del Gobierno para industrializarla y venderla, ya arrancamos bien y esto también te entusiasma porque uno puede lanzarse a producir más, ya sean 500 o dos mil hectáreas, con la seguridad de que se vende todo”.

Nota, fotos y video: ANSL.