Este lunes, a las 21:00, se presentó la organización «Teatro Ciego». El público disfrutó de una experiencia totalmente nueva. 

«Lo que ves cuando no ves» es el lema que lleva la compañía en sus remeras, haciendo referencia a que no hace falta la vista para poder apreciar las cosas. Una nueva forma de hacer teatro, con una sala totalmente a oscuras, haciendo que los presentes puedan disfrutar de este arte sin la necesidad de mirar la obra.

A las 21:00 ingresaron los espectadores que se encontraban reunidos en el vestíbulo de la sala. En el trayecto atravesaron unas cortinas que llevaban al teatro. Tomados de los hombros y guiados por una persona, se ubicaron en sus asientos.

La obra transcurre en un bar, se puede pensar de Buenos Aires, pero en medio de esta historia se van contando otras que permiten viajar desde Brasil a la selva africana.

«Teatro Ciego» es el único a nivel mundial que realiza todos sus espectáculos en la oscuridad, transportando, a través de los sonidos, los olores y el tacto a los espectadores a través de sus historias. «La idea es bloquear por completo el sentido de la vista en el espectador y a través del estímulo del resto de los sentidos que una persona pueda transitar, disfrutar y comprender una obra», comentó Facundo, director de la obra.

Además de esta nueva forma de hacer teatro, este tipo de organizaciones buscan y luchan por la inclusión social. «Esto permite el acceso al trabajo artístico y profesional de personas con discapacidad visual», agregó Facundo.

Ariel, pianista de la obra, expresó: «La música es un medio, es el transporte que cada personaje tiene y es un modo de describir algo»,  y finalizó: «El ‘Molino’ nos parece re cómodo,  hay mucha expectativa, por suerte la gente se va siempre contenta y esperamos volver pronto».

Nota y fotos: Prensa «Molino Fénix».