El sector de las Aguas Danzantes fue el epicentro ideal para la jornada soleada del domingo. Los visitantes pudieron realizar yoga y caminata. Esta última fue además, un encuentro de aquéllos que quisieron recordar a los padres fallecidos.  

Domingo en La Pedrera: actividades variadas que aportan a la vida saludable.

Si hay un lugar dentro de las 66 hectáreas de La Pedrera para disfrutar del día al aire libre, indudablemente es en los alrededores de la laguna de las Aguas Danzantes. Toda la belleza aportada por el show de las “bailarinas” de agua se complementa con un marco entre el verde del parquizado que sobrevive a las bajas temperaturas del invierno y las obras de la Plaza de Ruedas y la Plaza Verde. En este lugar, el domingo tuvo dos actividades saludables: una clase abierta de yoga por el Día Internacional de esta disciplina y una caminata para recordar a “los padres que ya no están”.

La propuesta de la caminata fue de parte de la familia de Mario Araujo, un asiduo visitante de La Pedrera, que sufrió una descompensación cardíaca. En un homenaje en su nombre para todos los padres fallecidos, su familia realizó esta caminata por el “Día del Padre” que se conmemoró el domingo pasado, por el circuito aeróbico.

Mientras, en la explanada de la Plaza de Ruedas, el grupo «Integral Yoga Linaje Sri Swami Satchidananda», realizó una clase abierta y gratuita de una hora y media, para conmemorar el Día Internacional de Yoga, con una importante convocatoria.

Nota y fotos: Prensa Parque La Pedrera.