La obra quedó acondicionada con juegos, iluminación y senderos y tuvo un presupuesto de más de $2.000.000. Tiene un playón deportivo para fútbol, básquet y vóley e iluminación led.

El corte de cinta y hizo que la tarde soleada habilitara el espacio para el divertimiento de las familias vecinas.

“Como lo pidió el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, se convirtió un baldío en un espacio de recreación y esparcimiento, un lugar iluminado y seguro. Por eso se realizaron trabajos preliminares, movimiento de suelo, relleno y compactación. Con senderos, sistema de conexión interno de la plaza, vereda municipal y cordón cuneta, se colocó toda una iluminaria led, se forestó y parquizó, y se instaló un sistema de riego, juegos infantiles y bicicletero”, explicó el jefe del Programa de Obras de Arquitectura, Cristian Rassmusen.
Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.