Bajo el brillo de cientos de antorchas y con el mismo espíritu que aquellos jóvenes de antaño, los alumnos de 6to año de la Escuela Normal Mixta “Juan Pascual Pringles” celebraron anoche la 103ª edición de la Procesión Cívica, la histórica vigilia con la que la centenaria escuela espera por el 25 de Mayo, fecha que marca otro aniversario de la Revolución de Mayo.

La promoción “Macadios” fue la encargada, junto a profesores y docentes, del encuentro y el lema reivindicó los derechos, orígenes y el reconocimiento de los pueblos y de las culturas originarias como premisas de un futuro mejor.

Además hicieron una mención especial por el acto heroico de 1818, cuando el pueblo puntano le salvó la vida al gobernador, Vicente Dupuy, ante el ataque de soldados realistas sublevados de la cárcel sanluiseña.

La caminata comenzó en la esquina de Mitre e Illia y tras la llegada de la abanderada, Lara Ocaña, se produjo el encendido de la llama que luego prendió al resto de las antorchas. Los encargados fueron el rector de la Universidad Nacional de San Luis, Félix Nieto Quintas, y su par de la Escuela Normal Mixta, Alejandra Quinteros, y el titular de la comisión organizadora el alumno, Leandro Torres.

En el palco oficial seguían las acciones legisladores nacionales y provinciales. En representación del Gobierno de San Luis asistieron los ministros de Desarrollo Social, Federico Berardo, su par de Parques y Turismo, Sergio Tamayo, y de Salud, Silvia Sosa Araujo.

La rectora saliente de la escuela, Alejandra Quinteros, dedicó unas palabras de agradecimiento a quienes acompañaron la Procesión Cívica. “Cada año al celebrar tan importante hecho histórico todos renovamos lo que yo llamo la mística de la Mixta”, expresó.

Antes de la carroza caminaron los chicos de “Macadios” y tras ella la custodiaron cadetes del Instituto de Seguridad Pública “Juan Pascual Pringles”. También, acompañaron cientos de ex alumnos de la Mixta.

Tras prender las antorchas, símbolo de luz y fuerza y de mostrar la carroza -en la que fueron  representados los derechos de los desposeídos- la caminata partió hacia la Catedral de San Luis donde los recibió el sacerdote Aníbal Sosa, ex alumno de la escuela. “Como cada 24 de mayo las antorchas iluminan el cielo de nuestra tierra a la espera del sol del 25. Estás antorchas nos recuerdan quiénes somos y de dónde venimos, porque son luz, es calor, es un llamado a dar la vida por un ideal”, expresó el párroco.

Este fue el primer año que la tradicional carroza no tuvo una “Patria” representada por una joven alumna puesto que los organizadores pensaron que “todos somos la Patria”, en un claro mensaje hacia la sociedad.

La procesión continuó por calle San Martín. Al llegar a la explanada del Palacio de Justicia, sobre calle 9 de Julio, el Superior Tribunal de Justicia celebró la iniciativa de los estudiantes.

Luego, en representación del Gobernador de San Luis, el ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo, recordó su época como alumno de la escuela. “Me sorprendió el pedido que me hizo el gobernador. Él consideró que nada mejor que un ex normalista, para llevar su mensaje. Pensé en el espíritu de lucha y en la formación que recibí de pensar en el futuro y en los que menos tienen. Hay que generar oportunidades para todos, por eso vine a transmitirles que la puertas del Gobierno de la Provincia están abiertas para ustedes que son el presente”, concluyó.

Luego de tres horas de caminata, cerca de las 21:30, fuegos artificiales sellaron una tradición normalista.

Nota, fotos y video: ANSL.