La ex legisladora y referente del peronismo puntano se presentó en el Centro Cultural Puente Blanco, donde contó su experiencia dentro de la Rama Femenina del PJ, su labor en el Gobierno de San Luis y las políticas en favor de la mujer que la provincia impulsó como pionera en el plano nacional.

“Tona” Salino disertó en el ciclo Empoderarte que se desarrolló en el Centro Cultural Puente Blanco.

“Tona” Salino disertó en el ciclo Empoderarte que se desarrolló en el Centro Cultural Puente Blanco.

Una amplia sonrisa y un cálido aplauso fueron el intercambio inicial que tuvieron María Antonia Salino y el público que asistió a la sala teatral para disfrutar de su disertación en el ciclo Empoderarte.

Luchadora por los derechos de la mujer y los derechos del niño, “Tona” se mostró feliz por la convocatoria y acompañada por un compacto de fotos de su vida -que se reflejaron a través de una pantalla gigante- contó desde su niñez en Buenos Aires, su provincia natal, pasando por su juventud, su enlace con Alberto Rodríguez Saá y el nacimiento de sus hijos, hasta su llegada a San Luis.

Además, contó cómo fueron aquellos años como peronistas en medio de una dictadura militar y el anhelado regreso a la democracia en todo el país. A su vez destacó cómo San Luis comenzó a impulsar políticas en favor de la mujer y la infancia.

“Ya desde el año 1986 San Luis se ocupó de la mujer. Creó la Secretaría de la Mujer, fue el primer organismo de ese tipo en el país. La provincia, más que problemas por el machismo, venía de un fuerte patriarcado. La mujer soltera que se convertía en mamá no era tomada del mismo modo que aquella que tenía una pareja. Ese pequeño padecía un disvalor porque era la mamá la que le daba el apellido. También era un problema el embarazo adolescente. Pero con mucho esfuerzo, poco a poco en San Luis comenzamos a revertir esa realidad”, contó en el inicio de su mensaje.

En otro tramo de su disertación también evocó las épocas de la promoción industrial que generó puestos de trabajo para las mujeres puntanas que, además de aportar en sus hogares, tenían que cuidar a sus hijos y cuidar de sus casas. “Tenían, como todas las mujeres, la doble tarea de trabajar en la fábrica y atender a sus familias, sus hogares. Por eso creamos los jardines maternales, que fueron un gran aporte para ellas”, añadió.

También se refirió a la creación del Consejo Provincial de la Mujer allá por 1995, y de San Luis como sede del Foro de Mujeres del Mercosur.

En su larga trayectoria y lucha por los derechos de las mujeres, “Tona” fue organizadora y titular del organismo de la Mujer de San Luis desde 1987 a 1991, creadora del Centro de Atención de las Mujeres Víctimas de Maltratos de la capital puntana y promotora de la creación de 7 jardines maternales para niños de 45 días a 3 años de edad para madres trabajadoras en las ciudades de San Luis y Villa Mercedes.

“En este momento del proceso de cambio que surge, las mujeres están en la etapa del ‘neofeminismo’, donde aparecen nuevos derechos de la mujer. Pero también surgen otras figuras como la del femicidio y la trata de personas, donde niños y mujeres son víctimas”, contó.

“Tuvieron que suceder cosas muy trágicas en la Argentina para que tuviera estado público y las cosas comenzaran a cambiar. Ahora la mujer es dueña de su cuerpo, puede elegir y decidir si continúa o no con un embarazo cuando está en riesgo su vida. El 28 se trata nuevamente la ley sobre aborto. Son avances, pero esto no empezó hoy, venimos trabajando desde 1983 desde el regreso de la democracia”, añadió Salino.

Nota, fotos y video: ANSL.