Ingresá a la nota y conocé algunos testimonios de los que no faltaron nunca a las ferias que organiza el Gobierno de la provincia.

El evento marca registrada del Gobierno de San Luis suma en cada edición nuevos stands, un reflejo vivo del entusiasmo que provoca este canal de comercialización que nació hace un año. Pero también es notable la perseverancia de quienes no faltaron nunca a una edición y siguen firmes junto al proyecto. Ellos arrancaron cuando no había más de 80 puestos en el Parque de las Naciones y siguen ahora sumando clientes, en épocas donde la feria ya cuenta con más de 400 expositores.

Uno de ellos es Mario Guerra, un productor de Donovan que siempre acompaña las iniciativas del Ministerio de Producción. “Para mí es un espacio muy importante porque puedo vender todo lo que produzco y así aumento el volumen de mercaderías. Con las ferias sumé más clientes dentro y fuera de la provincia, sobre todo los que están en el mercado de las aromáticas. En este espacio conocemos a otros productores, hacemos intercambios, aprendemos y enseñamos. Lo que más me gusta de la feria es el apoyo que recibimos del Gobierno y de la gente”, reconoció.

Con la crisis económica, a los pequeños productores les cuesta mucho vender, entonces la feria es un recurso indispensable, porque son miles de personas concentradas en un solo lugar. Eso es lo que destaca la productora María Elena Nassif, de La Punilla, quien lleva salames, bondiolas y pan casero. “Para nosotros fue muy importante, porque está todo muy parado y la feria nos da la oportunidad de vender en cantidad, lo que nos suma mucho a la economía familiar. Ahora nos conoce gente de todos lados y hace sus pedidos por teléfono”.

Otro que acompaña desde el principio es Alejandro Fragapane, de El Trapiche, quien cree que el secreto del éxito está “en tener productos a precios accesibles. Empezamos con un stand con poca mercadería y simple. Hoy tenemos una inversión, otra imagen y, al recaudar más, hacemos más cantidad para vender. En mi caso, produzco bondiolas y jamones crudos directamente para la feria. Es un ingreso importante para nosotros y nos da la posibilidad de conocer a otros productores e intercambiar mercaderías”.

La feria también es una fuente de trabajo, incentiva a largarse por cuenta propia. Fue el caso de Héctor Ursúa, otro productor de miel, en su caso de Villa Mercedes. “Para mí fue muy positiva la feria ya que hace un año perdí el trabajo que tenía en una fábrica después de 32 años y entonces me largué solo con la producción de miel, que era como un segundo emprendimiento. Este espacio me ayuda a vender, pero nada sería posible sin la ayuda del Ministerio de Producción, que nos aporta los remedios e insumos. Estoy muy agradecido a este espacio”.

Los cerveceros artesanales también encontraron un espacio muy favorable según Nicolás, de Ñanco, un pequeño emprendimiento de Luján: “La experiencia es super buena. La Feria nos modificó la economía, ya que sabemos que, como mínimo, una vez por mes tenemos la oportunidad de vender en cantidad. Aparte nos acercó a la capital, ya que nosotros somos de Luján y estar un sábado entero en San Luis nos permite hacer contactos con comercios y con otros productores. Gracias a la feria le vendemos cerveza a un restaurante de Nogolí, por ejemplo, y a otro local que ofrece regionales. Es un desafio de autosuperación, ya que nos motiva a mejorar los stands e innovar con los productos”.

Pero no todo es alimentación. Iván y Fabiana son los dueños de «Mundo Terrarios», que produce cactus y suculentas. “Estuvimos en todas las ferias y siempre nos fue bien, vendemos bastante. Gracias al espacio que nos da el Gobierno podemos presentar los productos y aumentar los clientes. Durante todo el año conocimos a otros colegas, lo que nos sirve para intercambiar productos a buen precio, incluso nos hicimos amigos con varios de ellos. Hay una competencia sana que motiva a mejorar. En cada edición la pasamos muy bien, disfrutamos y vendemos. Por el aumento de las ventas tuvimos que pedir un stand más grande, e incluso ahora tenemos cultivos propios”.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.