Desde 1994, cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial del Reciclaje. La iniciativa nació con el objetivo de reorientar el comportamiento de todos los ciudadanos, promover una mayor responsabilidad sobre la materia y concientizar en relación a los desechos que dañan a la naturaleza.

La UNESCO declaró el 17 de mayo como el Día Mundial del Reciclaje, para recordar la estrategia de «Reducir, Reutilizar y Reciclar», buscando reorientar el comportamiento de todos los ciudadanos con vista a mejorar el medio ambiente siendo el objetivo concienciar a la sociedad acerca de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no contribuir al cambio climático, y así proteger el planeta. Un hábito con el que no solo cuidamos los recursos a las generaciones venideras, sino con el que ayudamos a frenar el actual cambio climático al que debemos hacer frente.

 ¿Qué es el reciclaje?

La palabra “reciclaje” se entiende como el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado, en principio destinado al desecho, se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto. Es decir, un desecho que se vuelve a introducir en el ciclo de vida, lo cual permite hacer un mejor uso de los recursos naturales, reducir el impacto medioambiental de nuestros hábitos de consumo e idear formas creativas de rediseñar nuestros objetos.

¿Qué se hace en San Luis?

En el marco del Plan Estratégico Ambiental 2010-2020, a instancias de la política gubernamental implementada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, se dicta el “Tratado de Paz entre Progreso y Medio Ambiente”, sancionado como Ley Provincial N° IX-0749-2010, el cual entre sus objetivos tiene la erradicación de basurales a cielo abierto. Actualmente la provincia cuenta con cuatro plantas de tratamiento de residuos sólidos urbanos (RSU), donde se realiza la clasificación de los mismos recuperándolos para insertarlos nuevamente en el sistema productivo de materiales reciclados.

Son 33 los municipios que hoy utilizan el servicio de disposición final de sus RSU en las cuatro plantas distribuidas en el territorio provincial:

Metropolitana (Donovan): Juana Koslay, El Trapiche, El Volcán, Nogolí, Desaguadero, Estancia Grande, La Carolina, Potrero de los Funes, Fraga.

Peuma (La Toma): La Toma, Naschel, Juan Llerena, El Morro, La Punilla, Villa del Carmen, Renca, San Pablo, Paso Grande, Saladillo, Las Vertientes.

El Jote (Carpintería): Carpintería, Cortaderas, Los Molles, Papagayos, Concarán, Santa Rosa, Villa de Merlo, Villa Larca.

La Jarilla (Quines): Quines, Luján, Candelaria, San Francisco, San Martín.

Los materiales que se recuperan entre otros son cartón, papel, PET, chatarra, vidrio, aluminio, tetra, orgánico y botellas.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Medio Ambiente.