No es cierto que los pobres, que son más, tengan una pobreza más digna. Que ahora tengan cloacas y mejores condiciones de sanidad.

“Si como dijo el griego en el Cratilo”, no hay mejor modo de citar a Platón que como lo hizo nuestro Borges: “En las letras de ‘rosa’, está la rosa; y todo el Nilo en la palabra ‘Nilo’”. Las palabras y las cosas. El relato y la realidad.

Todo gobierno tiene su relato, su modo de contar, mostrar y definir la realidad. Es que vemos las cosas de la manera en que las nombramos. El problema que suelen tener es cuando sus palabras, su relato, se choca con los datos de lo real. Cuando el estado de las cosas lo desmiente.

A Macri ya le pasó varias veces. Recuerdo la local, cuando por una radio de la provincia dijo que la inflación estaba bajando y al otro día el INDEC, al difundir su informe sobre el IPC, anunció que había aumentado.

Ahora pasa de nuevo. Recuerden el reportaje que Viviana Canosa le realizó hace poco. Preguntado por los niños pobres y con hambre. Al contestar, el presidente dijo: “Un millón y medio de personas que hoy tienen cloacas y que antes no tenían, y convivían literalmente con la mierda”. Esta respuesta llevó a los dirigentes oficialistas a instalar el relato de una pobreza más digna. Pobres, pero con cloacas.

El INDEC publicó un informe sobre las condiciones de vida de las personas y cómo se encontraban los hogares en el segundo semestre de 2018. Veamos los datos sobre cloacas que figuran en el cuadro 14 de su publicación, página 16.

El porcentual de los hogares sin acceso a cloacas se incrementó 0,1%.

Macri en su respuesta, inmediatamente después de “convivían con la mierda”, dijo: “Eso significa convivir con enfermedades”. Veamos las estadísticas del INDEC sobre saneamiento en los hogares.

El porcentual de los hogares urbanos con saneamiento inadecuado se incrementó entre 2016 y 2018 (son los datos existentes en el informe) en 0,5 puntos porcentuales.

Los hogares que representa la encuesta son 8.874.497 en 2016 y 9.171.637 para 2018. Es decir, no sólo aumentaron los porcentajes de hogares sin cloacas y sin saneamiento adecuado, sino que también aumentó el número de hogares.

Otra vez un relato que no se condice con la realidad. Otra vez, Macri desmentido por el INDEC.