Cuatro de cada cinco dólares que remitió el FMI a Macri en abril, ya se fueron de las reservas del BCRA. Fueron más de 10.800 los millones. Miran los números para aportarle otro 5.500. Sigue incrementándose nuestra deuda.

Llegó al país una delegación del FMI para revisar las cuentas del Gobierno, según su resultado remitirán 5.500 millones más o no. Casi se descuenta que aportarán ese monto al gobierno de Macri endeudándonos un poco más.

Breve repaso de los cambios en los acuerdos en solo un año. En marzo de 2018, se convino un monto a fin de dar tranquilidad a los mercados. No alcanzó, hubo que ampliar el monto en junio y cambiar la finalidad, ahora ante mercados intranquilos, ese dinero se destinaría al pago de la deuda. Comenzaron a solicitarse los préstamos. Con el que se está tratando ahora, más del 90% de los 57.000 millones los recibirá Macri y la próxima gestión será la encargada de renegociar y de pedir una extensión en el plazo de pago. Con las corridas cambiarias, se cambió de nuevo la finalidad, ya se podían utilizar los fondos para evitar que el dólar volara y con el, las ilusiones de una reelección. El FMI autorizó al Gobierno nacional a vender 60 millones diarios y al BCRA a vender 150 millones por día si superaba el techo de la banda cambiaria. No duró ni una semana ese anuncio. Se quitó la banda y se puso un precio máximo. Ahora el Central puede vender cuando quiera y sin informar a diario el porque de los cambios en las reservas.

He manifestado aquí, que se estaba garantizando una fuga y a hurtadillas.

Miremos que pasó con las reservas desde que el FMI remitió el último dinero grande, más de 10.800 millones. Ingresaron al BCRA el 9 de abril.

El día anterior las reservas eran de 66.662 millones a valor dólar. Con el préstamo (deuda) se elevaron a 77.481. Al miércoles pasado han pasado 18 días hábiles y están en 68.760. Todos los días las reservas bajaron. Entre 100 y 300 millones los días normales, pese a las liquidaciones de dólares que aportan las cosechas. Cuando hubo vencimiento de títulos públicos la disminución de las reservas fue extraordinaria, no se retuvo nada. Es decir que cobraron y se la llevaron, casi de 4000 un día y más de 1500 otro. Se perdieron en estos 18 días 8.721 millones. Es decir que de cada 5 dólares enviados por FMI el 9 de abril, 4 de ellos, ya se los llevaron, ya no están en las reservas. Cuatro de cada cinco. El que queda ¿Cuánto durará?