Más de 70 estudiantes de quinto año de la carrera de Agronomía se interiorizaron sobre el trabajo que el Gobierno de San Luis realiza en el predio agrícola. “Elegimos San Luis porque nos reciben muy bien y tienen un predio con muchas cosas para aprender”, mencionó Laura, una de las docentes.

 

El objetivo fue que los estudiantes de quinto año, próximos a recibirse, puedan ver en campo todo lo que aprenden durante el cursado de la materia. El Gobierno de San Luis cuenta con uno de los predios experimentales más grandes del país, con 350 hectáreas, donde además de brindar asesoramiento y capacitación a productores de la provincia sobre los diferentes tipos de producción, educa a estudiantes de todas las edades.

El pasado viernes, más de 70 alumnos de la carrera Agronomía, pertenecientes a la Universidad Nacional de Río Cuarto, recorrieron el predio de Sol Puntano. “El objetivo es que los estudiantes de quinto año, próximos a recibirse, puedan ver en campo todo lo que aprenden durante el cursado de la materia”, mencionó Laura, la profesora de Producción Frutícola.

El gerente de Producción del predio, Alfredo Cartellone, contó algunos detalles del recorrido con los estudiantes cordobeses: “Comenzó con la explicación de qué es Sol Puntano y para qué sirve una parcela experimental de hortalizas y frutales. Además, se les explicó cuál es la visión técnica, comercial e industrial de la producción obtenida de la parcela”.

“Visitamos los lotes de durazneros, de uvas de mesa, de frutos secos y de uva para vinos. Se les habló sobre los sistemas de conducción, los tipos de poda, tecnología de riego, fertilización, nutrición vegetal, las plagas y enfermedades de cada especie, formas de cosecha y comercialización de lo producido”, precisó Cartellone.

Cabe destacar que también los estudiantes pasaron por los invernáculos, vieron la producción de plantines hortícolas y finalizaron la visita en la fábrica de conservas donde vieron cómo se elaboran los productos.

Experiencia en campo

Juan Manuel Pérez, uno de los estudiantes, compartió su experiencia: “Esto es algo único para nosotros que venimos de Córdoba. Allá no existe algo así. Me voy maravillado, además de tener fines comerciales, el predio tiene fines de investigación y sociales. Venir acá es adelantar años de errores. Es sumamente provechoso”.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.