Acompañados por los tutores responsables y parte del cuerpo administrativo del establecimiento, los jóvenes recorrieron estos espacios durante la mañana del viernes.

Los futuros alumnos de la Escuela Generativa, que en mayo comenzará con el dictado de clases, pudieron recorrer los estudios de grabación, el auditorio y otros espacios donde se desarrollarán las clases en Casa de la Música, a la vez que se mostraron sorprendidos por las instalaciones del Molino Fénix, como el teatro y antesala donde recibirán las clases de expresión corporal y otras materias orientadas.

Anabela Lucero, directora del centro cultural villamercedino, recordó la importancia de este proyecto educativo para toda la comunidad: “La innovación educativa llegó a nuestra casa y con responsabilidad asumimos la construcción de una escuela generativa destinada a todos los artistas locales que quieran aprender a través del arte.”

Por su parte, la emoción y la ansiedad se comienza a hacer presente en los protagonistas de la institución educativa. “Elijo esta escuela porque me encanta la música y el teatro, creo que es una buena manera de aprender”, expresó uno de los adolescentes mientras Daniel, otro de los próximos estudiantes, comentó: “Voy a estar en quinto año, me gusta mucho saber que voy a venir a Casa de la Música a la escuela, sobretodo por la oportunidad de tener más experiencia con lo que más me gusta, que es la música. Hago beatbox, un arte de imitar sonidos con la boca; tengo un grupo con el que buscamos seguir fomentando la cultura y estoy muy contento por ser parte de esta escuela.”

Nota y fotos: Prensa Molino Fénix.