Los filtros de agua fueron diseñados y construidos en Villa Mercedes. La obra forma parte del Plan “Sueños Puntanos”.

La planta potabilizadora de Nogolí usará tecnología de vanguardia hecha en San Luis.

“La antigua planta que teníamos ya nos quedaba chica. La nueva será mucho más moderna y un modelo para la provincia. Estamos orgullosos y agradecidos porque el gobernador cumple con lo que dice. Es sin dudas, un gran adelanto para nuestra localidad que ha crecido mucho en estos últimos años y le dará a sus habitantes un servicio básico en cantidad y sobre todo de buena calidad”, expresó la intendenta de Nogolí, Claudia Pinelli. Así se refirió a la obra de “Sueños Puntanos” que lleva adelante el Gobierno provincial en la localidad del departamento Belgrano. Con un presupuesto de $9.271.961,24 y un plazo de obra de 6 meses, las tareas incluyen la colocación de nuevas bombas, puesta en valor de los tanques de almacenamiento y reacondicionamiento general de la planta.

Mano de obra local

El sistema para el tratamiento de filtrado del agua fue diseñado específicamente para la localidad por una empresa de la ciudad de Villa Mercedes. Federico Sibona, licenciado en Química, fue uno de los encargados de diseñar los filtros. “Con ingeniería aplicada de última tecnología, es un sistema de vanguardia. Los anteriores tratamientos contaban con estructuras muy grandes que ya quedaron obsoletas y ahora son más reducidas, pero para un mayor margen de cantidad. Tiene un tablero de sensores de presión y registro de limpieza lo que la convierte en una planta automática”, explicó.

Funcionamiento

El jefe del Programa Infraestructura Hídrica, Fernando Yanzón, explicó cómo inicia el proceso de filtrado. “El primer paso del sistema consta de tomar el agua cruda que viene del dique. Para que pueda ser de consumo humano se realiza un tratamiento de doble prefiltrado con un tamaño de poro muy fino para poder retener partículas. En este momento estamos en la etapa de prueba”. Todos los elementos fueron construidos en acero inoxidable.

Además, Sibona detalló: “En este caso tenemos los dos filtros principales con un sistema de autolavado, todo controlado automáticamente para detectar cargas o sobrepresiones. Esta planta es para tratar 7 litros de agua por segundo”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.