El mandatario provincial, Alberto Rodríguez Saá, inauguró este lunes un nuevo período de sesiones ordinarias. Durante su mensaje realizó importantes anuncios.

 

Ahí en las sierras de San Luis hay un cartel que dice Malvinas 2.104 kilómetros, está ahí a la altura de El Volcán, cuando uno lo mira se emociona y estos días de Malvinas digo una gloria eterna a los pilotos de la V Brigada Aérea, héroes de Malvinas, gloria eterna a los muchachos, a la muchachada de San Luis que falleció en el crucero General Belgrano. Gloria eterna a los héroes de Malvinas. Las Malvinas son argentinas y a esos 2.104 kilómetros que hay en una línea directa desde El Volcán a Malvinas, yo quisiera decir que las Malvinas están en el kilómetro cero de nuestros corazones.

Agradezco a esos miles y miles de compañeras, compañeros, hermanas, hermanos congregados frente al Palacio de la Legislatura que ratifican la legitimidad de las instituciones de San Luis y la presencia de cada uno de ustedes que también así lo hacen, muchas gracias.

Honorable Asamblea, señor presidente, señores ministros del Superior Tribunal, señores legisladores nacionales, señoras senadoras, senadores, señoras diputadas, diputados, invitados especiales, puntanas, puntanos.

Vengo en esta tradicional fecha a cumplir con el deber constitucional de dirigir mi mensaje de apertura a un nuevo período de sesiones ordinarias. Y también, a dar cuenta sobre la marcha de nuestro Gobierno ante el pueblo de la provincia.

Han transcurrido 3 años desde que asumí, por tercera vez, los destinos de San Luis.

Tres años que nos posibilitaron transitar un camino de trabajo, de realizaciones y éxitos, que me llenan de orgullo y felicidad.

Sin embargo, todos sabemos que el transcurrir de estos últimos años no fue fácil. Por momentos se tornó muy complejo.

El contexto nacional, lamentablemente -y créanme que quisiera poder expresar lo contrario-, nunca ayudó. Por el contrario, con el correr de los meses, la vida del Gobierno, como la de cada uno de todos nosotros, fue cada vez más difícil, más inestable, más imprevisible.

Pese a la compleja realidad que nos tocó y nos toca atravesar como país y como argentinos, desde el Ejecutivo provincial supimos sortear las malas políticas y las crisis que les suceden con acciones que no solo posibilitaron y posibilitan mitigar los efectos de estas, sino que también, nos permiten vivir un mejor presente y mirar el mañana con esperanza.

No es la primera vez que atravesamos una tormenta. Tampoco es la primera vez que logramos sortearla. Para nosotros este viaje no es nuevo. Ya otras veces hemos enfrentado situaciones como estas. Y si logramos sobreponernos, es porque estamos juntos. Como se espera de un pueblo que sabe de adversidades y que logra superarlas con el esfuerzo de todos.

Nuestra historia comenzó hace muchos años. Con los que nacimos acá y con las miles y miles de personas que se sumaron desde otras provincias, y también de países limítrofes, ayudándonos en esta aventura de construir un mejor lugar para vivir y para compartir con aquellos que amamos.

Al principio, cargábamos en nuestra mochila con muy poco, pero teníamos sueños de sobra.

Sueños que desafiaron el tiempo. A la desesperanza y al acá no se puede.

Sueños que alimentaron otros nuevos y de los que hoy disfrutamos.

Este viaje no es nuevo.

Y sin importar los obstáculos, como en aquel entonces, nos vuelve a unir. Porque se alimenta de ese deseo latente en las puntanas y los puntanos de lograr una mejor vida para todos.

Es cierto, a veces el viaje nos separa. Nos engaña con algunos desencuentros. Pero siempre nos volvemos a reencontrar.

Porque en esencia, todos tenemos un mismo sueño. Un sueño que compartimos más allá de las diferencias. Todos tenemos una pasión y un amor enorme por esta provincia de San Luis.

Cada uno de nosotros, más allá del rol que ocupa en nuestra sociedad, es consciente que vive en un mundo convulsionado. Un mundo que no ha sabido potenciar los avances que la misma civilización propone, sumiendo a millones de seres humanos en la mas cruel desigualdad.

El hambre es hoy un mal de nuestro tiempo. Si posamos la mirada en cualquier punto del planeta, nos vamos a encontrar con millones de personas que deambulan buscando donde poder desarrollarse, formar una familia y vivir en paz.

Valga como ejemplo el drama humanitario de los refugiados. Y sin querer ser autorreferencial, algunos de ellos viven hoy en San Luis. Adaptándose a nuestra cultura, con las dificultades que ello implica, pero con la valentía de seguir apostando por la vida.

Prueba de ello, son las dos puntanas, hijas de refugiados sirios, que encontraron en nuestra tierra su lugar en el mundo.

A los males que arrastra la humanidad, se le añade ahora la dificultad que tiene para adaptarse a los nuevos descubrimientos que van de la mano de la disrupción tecnológica.

Las nuevas tecnologías de la información y la biotecnología, pese a sus maravillosos avances, ponen aún más en crisis nuestro sistema de creencias, y lo que es más angustiante, las pocas certezas con las que cuenta el ser humano.

El miedo se apodera de aquellos que tienen la ventura de poder trabajar, sume en la incertidumbre a los subocupados y sepulta la esperanza de los sin tierra y sin ocupación. Y esto, sin siquiera hablar de los jóvenes, que deambulan con sus interrogantes a cuesta con el temor lógico de no vislumbrar un futuro para ellos.

Nuestro país, sin la más mínima posibilidad de escapar a esta realidad, se oculta en el día a día de sus males domésticos.

Los 35 años de democracia, con todo el valor que ello representa, no le permitieron siquiera encontrar una respuesta a los males que la mayoría de los países ya han superado.

Nuestra vida diaria se debate entre un paupérrimo Producto Bruto Interno, una inflación galopante, una deuda pública escandalosa, un dólar indomable, altísimas tasas de interés, exportaciones agrícolas que solo son tenidas en cuenta como tabla de salvación y el Fondo Monetario Internacional trazando las coordenadas de un futuro cada vez más incierto.

Valga como referencia, la relación entre la deuda externa y el Producto Bruto Interno que, en el año 2018, fue del 95.4%, lo que llevó a que cada argentino adeude 6.914 dólares.

Permítanme que muestre un gráfico, acá sale cómo ha crecido la deuda externa con relación al Producto Bruto Interno.

Un gran pensador, Juan Jacobo Rosseau, personaje universal del pensamiento, optimista, tenía en sus libros el Contrato Social, comienza el libro diciendo: “El hombre nace libre y en todas partes con el tiempo se lo encuentra encadenado”.

Con esta deuda externa que tenemos los argentinos cada argentino nace debiendo 6.914 dólares. Ni siquiera nos alcanza el pensamiento de Rosseau para entender esto porque tendríamos que decir: “En la Argentina, el hombre nace encadenado y cada día lo encadenamos más”.

Mientras el Gobierno nacional libra su batalla entre el ensayo y el error, el mundo sigue su curso, decidiendo en nuestra ausencia y por nosotros.

En ese proceso, muchas provincias argentinas solo esperan que se acierte con alguna medida para que la suerte cambie.

San Luis, ni espera ni deposita su esperanza en el famoso y tan anunciado segundo semestre que nunca llegó.

Nuestro destino, como desde hace 35 años, está en nuestras manos.

La racionalidad administrativa y el adecuado manejo de las finanzas, puso y pone a nuestra provincia a resguardo de cualquier turbulencia.

No existen razones objetivas que puedan desviarnos de nuestro camino en defensa del orden económico, financiero y presupuestario, sin ajustes, con justicia social y progreso.

El año 2018 lo cerramos sin contraer deuda alguna con organismos nacionales o internacionales. El Presupuesto 2019, tampoco prevé ningún tipo de financiamiento que nos condene a futuro.

A diferencia del Gobierno nacional, mantenemos vigente nuestro fondo anticrisis que nos pone a resguardo de cualquier situación inesperada.

Nuestras políticas se enfocan en movilizar la economía provincial, dinamizando el consumo y neutralizando los efectos de la crisis.

En esa dirección, durante el período 2016 / 2018, logramos una recomposición salarial para el sector público de 30 puntos porcentuales por sobre la variable inflacionaria, superando en la intención a las demás provincias.

En este gráfico vemos, el rojo aquí, el segundo bastón, sería la inflación: cómo ha ido creciendo y la expectativa está en naranja, cómo ha ido creciendo y la expectativa inflacionaria del Gobierno nacional.

Miren: nosotros somos la única provincia argentina que hemos aumentado el salario real.

Aquí tenemos, muy por debajo de la inflación que sería esta línea roja, por ejemplo la ciudad de Buenos Aires, el Gobierno nacional estaría acá y otras provincias argentinas.

Con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de los salarios, para el presente año, y tal como lo anunciáramos hace unos pocos días, para el año 2019 dispusimos un aumento salarial del 40% para los agentes de la Administración Pública Provincial que supera en un 10% la expectativa inflacionaria nacional, medida que se hará efectiva en cuatro etapas. Tengamos en cuenta que si la situación lo amerita, habilitaremos la cláusula gatillo.

Asimismo, incrementamos las Asignaciones Familiares en más de un 100% y procedimos a la Recategorización del Escalafón General que rige a nuestros servidores públicos. De esta manera las mujeres mayores de 50 años y los hombres que superan los 55, con más de 5 años de antigüedad y que transitan sus últimos 10 años de aportes jubilatorios, serán promovidos a la categoría más alta, la A.

A su vez, propiciamos el pase a Planta Permanente de todos los Agentes del Escalafón General que, al 1 de abril de 2019, posean una antigüedad superior a los 5 años.

Por último, los Pañuelos Solidarios y la Becas 22 AG también fueron beneficiados con un incremento de sus ingresos.

Es importante que mencione que estas políticas se dictaron pese a que la recaudación provincial sufrió una caída real. El crecimiento interanual de la misma no pudo superar a la inflación.

La recaudación está en azul y la inflación en naranja, recaudamos menos que la inflación nominalmente puede ser más pero la realidad es menos que la inflación, y nos preocupamos de que nuestros salarios sean más que la inflación.

Duele pensar que las personas puedan sentir que no son tenidas en cuenta. Estoy convencido de que la libertad, en especial para los más desprotegidos, para los que menos tienen, no vale mucho a menos que esté vinculada a un programa de contención por parte del Estado.

Precisamente por ello, y en el marco de nuestro Plan de Lucha Contra la Pobreza, continuaremos con la decisión adoptada de defender la calidad de vida de las puntanas y los puntanos.

San Luis, al contrario de lo que ocurre en otros lugares -y no es gratuita la afirmación-, es un Estado que abraza a todos.

Esta aseveración es algo más que un mero concepto, que una simple frase. Es una política que venimos implementando desde siempre. Constituye la columna vertebral de nuestra acción de Gobierno. Y se resume en este axioma que repito a diario, a cada funcionario y en todo lugar: “Se debe trabajar de la periferia al centro”.

Si la periferia está contenida, el centro va a estar aún mejor.

Como dije, nuestra prioridad es el puntano y entre ellos, los sectores más vulnerables: niñas, niños, adolescentes, mujeres, jóvenes, ancianas, ancianos y aquellos que, mal que nos pese, son empobrecidos o llevados a una situación de indigencia.

Aun cuando la Provincia, según las últimas mediciones correspondientes al segundo semestre de 2018, mantiene el pleno empleo: 2,8%; la Nación tiene un desempleo que es 225 % mayor que San Luis. Los índices de pobreza, 0,5 porcentuales por debajo de la media nacional, San Luis, y de indigencia 31,3 % menor que la media nacional; aun así, los valores siguen siendo absolutamente escandalosos.

Atentos a esta situación, encaramos una serie de acciones que ayudan a morigerar esta situación.

Destinamos un fondo específico de 700 millones que apunta a financiar proyectos presentados por los diferentes municipios, que coordinaremos con cada uno de ellos, a fin de promover el desarrollo de todas las localidades y contener a los grupos sociales menos favorecidos.

Pusimos en marcha el Programa San Luis Te Cuida, que acudió en beneficio de más de 3.200 pequeños comerciantes de San Luis, con créditos blandos de 50 mil pesos cada uno, totalizando una inversión de 162 millones de pesos.

Generamos el Programa San Luis en Movimiento que contuvo las necesidades de 878 taxistas de la Provincia, a los que se le otorgaron créditos de 20 mil pesos cada uno, llevando la inversión a casi unos 20 millones de pesos.

Por supuesto, muchas de las políticas que trazamos y llevamos a cabo, se verían aún más favorecidas si cobrásemos lo adeudado por el Gobierno nacional a la Provincia de San Luis que, a la fecha, asciende a más de 17 mil millones de pesos.

Esta deuda, que ya cuenta con sentencia firme de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, más temprano que tarde, ingresará al Tesoro Provincial. Caso contrario, actuaremos de acuerdo con la ley y activaremos los resortes legales a nuestro alcance para hacer efectivo lo que por derecho nos corresponde.

Honorable Asamblea, vuelvo a reafirmar el compromiso asumido, en este mismo recinto, ante ustedes y el pueblo de San Luis. Nada ni nadie torcerá nuestra decisión soberana de mantenernos libres de cualquier tipo de deuda impropia. Nada ni nadie nos privará de la independencia económica, la soberanía política y la justicia social.

¿De qué hablamos cuando afirmamos que San Luis es un Estado que abraza?

La crisis, con sus tentáculos, golpea a todos por igual, y a nadie le resulta indiferente las consecuencias de su acción. Tampoco al Estado.

Con las crisis se profundizan las demandas sociales. La pobreza se hace presente, incluso en lugares donde antes no era visible. La necesidad de alimentos, cada vez mayor, no espera. La sombra del desempleo asola a cada familia. La brecha, entre ricos y pobres se acentúa aún más, siempre en detrimento de los segundos. Aumentan los índices de delincuencia. Y la atención sanitaria, en cada hospital y centro de salud, se incrementa en forma exponencial.

San Luis, consciente de esta situación, actúa y actuará en consecuencia.

En materia de empleo

Continuaremos incrementando las capacitaciones a los beneficiarios de los Pañuelos Solidarios -Plan de Inclusión Social-, aportándoles conocimientos que los ayuden a encontrar una salida laboral acorde a sus habilidades. A la fecha, más de 5 mil personas han ampliado sus posibilidades futuras.

Impulsaremos el Programa Trabajo por San Luis, posibilitando que las empresas privadas, asentadas en el territorio provincial, puedan sumar a su plantel a aquellos integrantes de los Pañuelos Solidarios que hayan superado su proceso de capacitación. Este Programa beneficiará al sector privado ya que el Estado se hará cargo, por el término de un año, de parte de los salarios que demande la tarea encomendada, tal como lo estipula la Ley de Capacitación y Fomento de Empleo.

Crearemos el Programa Empezar, permitiendo que los jóvenes de nuestra provincia, que tienen entre 17 y 25 años, puedan acceder a su primer trabajo, con grandes beneficios para las empresas que los empleen.

Este Programa que doy en un enunciado muy genérico, en realidad queremos trabajarlo, y tiene que ser en este mes, con una interesante disminución del pago de los Ingresos Brutos por parte de la actividad privada, pero que eso sea con un plan de emplear a los jóvenes de 17 a 25 años. Podríamos pensar que, si lo hacemos rápido, pueden ser 5 mil jóvenes en una primera etapa y de inmediato.

Diseñaremos otros programas de empleo, que acudirán en beneficio de las personas que superen los 25 años y tengan una experiencia previa.

Profundizaremos la exitosa acción de la Universidad Provincial de Oficios, que está en Villa Mercedes, promoviendo aún más los programas “La UPrO en Tu Barrio” y “La Guía de Profesionales UPrO”.

En materia social

Persistiremos con la asistencia a través de los merenderos, permitiendo que todos los niños de nuestra provincia cuenten con el alimento que necesitan. En San Luis no hay lugar para niños con hambre.

Todos los integrantes de los Pañuelos Solidarios -Plan de Inclusión Social- continuarán con sus tareas, de acuerdo con el último reordenamiento establecido, hasta que encuentren el trabajo para el cual están siendo capacitados.

Nuestros abuelos son la historia y la memoria de nuestro pueblo, cuidar de ellos es nuestra obligación. Y más, en mi caso, que son mis compañeros de escuela. Con esa premisa, Laboratorios Puntanos se instalará en los centros de jubilados de toda la provincia otorgándoles, en forma gratuita, los medicamentos de nuestro vademécum que cada uno de ellos pueda necesitar.

Esto no significa una tremenda inversión. Laboratorios Puntanos fabrica los medicamentos, no todos, pero tiene un vademécum limitado pero muy interesante y con los remedios básicos que necesita cada sociedad. El costo es muy pequeño en relación a lo que resulta en las góndolas de las farmacias, este remedio, el precio. Es muy humano hacer este esfuerzo y poder llegar con los medicamentos gratuitos a nuestras jubiladas, jubilados, nuestros abuelas y abuelos. Por eso pedimos que coordinemos rápido entre Laboratorios Puntanos, el sistema de salud y, sobre todo, los centros de jubilados que son los lugares que tienen una inmediatez con nuestras abuelas y abuelos, que van a facilitar que le lleguen los remedios gratuitos a todos, los que estén en el vademécum y produzca Laboratorios Puntanos.

En materia de salud

Hablamos de que esta crisis que nos afecta, incide incrementando la demanda sobre los efectores públicos del sistema de salud. Hospitales, centros periféricos y centros de atención primaria de toda la provincia, dan testimonio diario de ello.

Así las cosas, este Estado se ocupa y se prepara.

Durante este año inauguramos nuevos hospitales y nuevos centros de Atención Primaria.

A manera de síntesis mencionaré el Hospital Regional de Villa de Merlo “Madre Catalina Rodríguez”, el Hospital “Dr. René Favaloro” en El Trapiche, el Centro de Atención Primaria de La Calera, el Hospital “Paulina Bussetti de Misa” en Nueva Galia, y ya, pronto a inaugurarse, el Hospital de Fortuna.

El miércoles 15 de mayo, nos animamos a dar un día y faltan 45 días para eso, inauguraremos el Centro Oncológico Integral en lo que fue la Residencia de los Gobernadores. Una obra de una importancia fundamental para la provincia, largamente esperada por todos los pacientes oncológicos, que contará con la más moderna aparatología. Hace pocos días arribó a San Luis el Acelerador Lineal, equipo de última generación que será utilizado para el tratamiento de radioterapia en los pacientes que sufren esta grave afección. El 15 de mayo lo inauguramos.

Dimos inicio a las obras del nuevo Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo”. Este hospital es enorme y quizás el más moderno que se está construyendo en la Argentina y la región cuyana. Si todo avanza de acuerdo con lo planificado, lo estaré inaugurando en marzo del próximo año.

El desafío que implica dar una respuesta acorde a la infraestructura que estamos desarrollando, nos llevó a enfrentar otra problemática del área de la salud: lograr una atención eficiente y de calidad.

En respuesta a ello, pusimos en marcha un Plan de Formación Integral de Recursos Humanos en Salud, a distintos niveles.

Es como decir de nada vale una gran obra de cemento, si esa obra no es complementada con personal idóneo, adecuado, que atiende y que le da vida, y preste el mejor servicio posible.

Comenzamos la capacitación de un importante número de médicos cirujanos para la utilización del robot Da Vinci; instruimos a 11 oncólogos en el uso de la Inteligencia Artificial aplicada a la salud, a través del Watson Heatlh; entrenamos a 44 profesionales médicos en Impresión 3D; y estamos preparando a una destacada cantidad de técnicos y profesionales para el uso de tomógrafos y resonadores magnéticos.

Comenzamos con el dictado de las siguientes carreras: Licenciatura en Enfermería, para la que se inscribieron 2.917 alumnos; Diplomatura Universitaria en Asistencia Gerontológica, con 270 inscriptos; y Diplomatura Universitaria en Promoción Comunitaria de la Salud (Agentes Sanitarios), con 1.053 inscriptos. Y estamos capacitando a más de 4.300 puntanas y puntanos para que presten el servicio de la salud.

Los servidores públicos e integrantes del Plan Solidario, interesados en asistir a los pacientes y a sus familiares en los diferentes centros asistenciales, también dieron comienzo a su etapa de capacitación a través del Programa Primera Impresión. Hasta el momento, 551 de ellos fueron preparados para cumplir con este importantísimo rol.

Quiero destacar que el Plan de Formación Integral de Recursos Humanos en Salud, es posible gracias al aporte invalorable del Hospital Italiano y la Fundación Garrahan.

Hablemos de seguridad

Un Estado que abraza es un Estado que debe ocuparse de la seguridad de cada una de las puntanas y de los puntanos.

La génesis de la inseguridad tiene diversas interpretaciones, mucho se ha dicho y escrito sobre el tema, pero sobre lo que no hay discusión, es que la desigualdad social, la fractura del grupo familiar, la deserción escolar, la falta de oportunidades laborales y la droga, son factores que favorecen el incremento de la delincuencia.

El Estado debe ser muy cuidadoso y prudente al abarcar esta temática.

Lejos estamos de pensar que la solución descansa en la mano dura. La mayoría de las experiencias que se apoyaron en esta teoría, fracasaron.

Nuestra posición es clara y contundente, debemos proteger al ciudadano y siempre, poner a la víctima del delito en el centro del problema.

Nuestro objetivo: que todos estén y se sientan más seguros.

Para ello contamos con una Policía de una alta calificación profesional, que no solo ha sabido incorporar las nuevas tecnologías de la información, sino que ha dado muestras suficientes de su valor y decisión a la hora de enfrentar el problema.

En pocos días, esas mujeres y hombres que componen la Policía de la Provincia de San Luis tendrán un nuevo y moderno equipamiento que les ayudará a cumplir acabadamente con su misión.

Sin embargo, más allá de las decisiones políticas que se puedan tomar y del esfuerzo que la Policía dedique a su tarea, es necesario el acompañamiento de la Justicia. Este poder del Estado debe saber escuchar las demandas de todos los sanluiseños, actuando con celeridad y estableciendo penas proporcionales a los delitos cometidos.

Hay un dicho que dice “la Justicia cuando es lenta no es Justicia”, tal vez sea muy injusto calificar así porque nos sentimos orgullosos de nuestro Poder Judicial, pero pedimos más celeridad, tenemos derecho a hacerlo.

He hablado hasta acá de los ejes que hacen a este San Luis que Abraza a sus habitantes.

Permítanme ahora, y por unos momentos, referirme a lo que llamo la Revolución del Conocimiento.

En muchos momentos me han escuchado hablar de la Esperanza. De la importancia que tuvo para el desarrollo de nuestra provincia el haber dado cabida a los sueños de todos.

San Luis fue, es y seguirá siendo la Esperanza de muchos.

Esperanza es una palabra que encuentra su sustento cuando hay oportunidades.

Oportunidades para aquellos que anhelan un futuro mejor. Para quienes sueñan con formar una familia y ver crecer a sus hijos en paz. Para los que quieren una vivienda digna. Para las mujeres que desean vivir en libertad, libres de todo tipo de violencia. Para los que ya tienen sus años y sienten la necesidad de seguir concretando sueños. Para los jóvenes que esperan poder canalizar sus pasiones y necesitan que se les permita ocupar un lugar en el mundo.

Ahora, si la Esperanza empieza con las oportunidades. Las oportunidades necesariamente requieren de una buena educación.

Mucho más en estos tiempos, donde todo va tan rápido y nada espera. Donde los empleos tradicionales parecen haber perdido su razón de ser y son abandonados a expensas de nuevas demandas que requieren otras capacidades.

Y por sobre todo, cuando los nuevos paradigmas van derrumbando las últimas certezas, sumergiendo a las personas en un inmenso océano de desorientación individual y familiar.

Hoy, estamos obligados a comprender a esta nueva civilización que funciona más rápido que el mundo del Siglo XXI. Poblado por mujeres y hombres que fueron educados en el Siglo XX y con criterios del Siglo XIX. Créanme, la única manera de comprenderlo es con el conocimiento.

Si no nos ocupamos de estos temas, en el futuro, nuestro problema no va a ser el de los desocupados sino el de los inempleables.

San Luis, nos da la oportunidad de enfocarnos en la cuestión y también, de planificar para este mundo que plantea tantos desafíos.

Si no lo hacemos, sepultaremos la Esperanza de muchos y con ello, las oportunidades de todos.

Nuestra búsqueda en el desarrollo de nuevas competencias -a partir de una educación que privilegie la creatividad, el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la innovación y el emprendedorismo-, no sería posible si no invirtiésemos en lo que consideramos los tres pilares básicos para el desarrollo: conectividad, dispositivos y formación.

En el último año, en la Provincia se instalaron 300 nuevas antenas Wifi 3.0, llevando las mismas a un total de 1.400, lo que hace que 90 mil hogares tengan la posibilidad de estar conectados a la red.

Se tendieron 210 kilómetros de fibra óptica urbana. Además de 540 kilómetros de fibra óptica interurbana que, sumada a la ya existente, totalizan 3.370 kilómetros.

Se conectaron más de 2.500 puntos de acceso Wifi de Alta Velocidad en edificios de Salud, Policía y Educación.

En la actualidad, nuestro sistema de red cuenta con una capacidad equivalente a la mitad del tráfico de internet de la Argentina. Nuestro sistema de red cuenta con una velocidad, que es la mayor de todo el país: 40.000 megabits por segundo.

En lo que hace a dispositivos, en los dos últimos años se entregaron más de 130 mil a niños, jubilados, docentes, policías y médicos. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que en cada hogar puntano hay más de un equipo provisto por el Gobierno provincial.

Si hablamos de formación, tenemos varios ejemplos que dan cuenta de esta imperiosa necesidad de establecer nuevos planes de enseñanza que se adecúen a los nuevos paradigmas.

Las 21 Escuelas Generativas que ya funcionan en la Provincia y a las que concurren 1.962 estudiantes, es uno de ellos. En el presente año sumaremos 10 nuevos establecimientos de esta modalidad.

Las 35 Escuelas Rurales de Nivel Secundario Generativo, ya inauguradas, es otro. Este año, el número de estas escuelas ascenderá a 149 cuando se incorporen los parajes faltantes.

Nuestras Escuelas Generativas fueron reconocidas por la Organización de Naciones Unidas (ONU). También, fueron ganadoras en una de las categorías de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información -Premios WSIS 2019-. En los próximos días, sabremos si se han hecho acreedoras al premio mayor.

El proyecto multiplataforma “Juana y Pascual” es igualmente digno de mención. Esta iniciativa también fue galardonada en el Festival Latinoamericano de Contenido Digitales ComKids.

Mini, Mega y Meta Programadores, cuyo objetivo es promover el aprendizaje de la programación, es otro de los proyectos en marcha que apuntan al mismo fin. Del mismo modo que Científicos 3.0, que les brinda a los niños la oportunidad de conocer el microcosmos. Y Lectores 3.0, dirigido a todas las edades con el mandato de favorecer el hábito de la lectura.

También guardan el cometido de brindar una mejor formación las Escuelas Púbicas Digitales y las Escuelas Públicas Digitales para Adultos (EPDA). Durante el año 2018, egresaron 90 jóvenes de las primeras y 1.385 alumnos de las segundas.

En la senda de la Robótica, 2.260 niños aprendieron jugando con Robótica Inicial y 840, experimentando con Impresión 3D.

La formación educativa superior nos llevó a la creación de la ULP Virtual. A través de ella, y a partir del convenio con la Universidad de Tres de Febrero, se dictan 56 carreras. Todas bajo la modalidad a distancia, en forma gratuita y de manera online. En total en estas carreras universitarias de la ULP Virtual hay 32.566 alumnos inscriptos, de los cuales, el 66% ya inició sus estudios en la disciplina elegida.

Muchos de ellos son puntanas y puntanos de los parajes nuestros que han tenido a través de nuestro mundo digital y de la Universidad de La Punta, la oportunidad de cursar una carrera universitaria, un sueño que todos tenemos en San Luis se está cumpliendo.

Hoy, el mundo nos exige nuevas capacidades. Dar respuesta a esta demanda a partir de la formación de buenos técnicos y profesionales, es el desafío que debemos afrontar. De todos nosotros depende. San Luis nos brinda la posibilidad.

Por último, me gustaría hablar de los jóvenes. Grabémonos la palabra Apertura y tomémosla como un pilar sobre el que todos debemos trabajar. Especialmente aquellos dirigentes que ya tenemos nuestros años a cuesta.

Ha llegado la hora de abrirles las puertas a las nuevas generaciones. Y no a manera de enunciado, sino de forma efectiva y concreta.

Llegó el momento de que todos los jóvenes participen activamente en la vida política, social y organizativa de nuestra sociedad.

Tenemos mucho que aprender de los jóvenes. Están formados, son inteligentes y tienen una interesante mirada sobre cómo hacer las cosas. Dejemos de mencionarlos como que son el futuro. Ellos son el presente. El hoy.

Miremos a nuestro alrededor. Asumamos la realidad y permitamos que cada una de estas mujeres y hombres, con muchos menos años que nosotros, pero con una valiosa experiencia, tomen las riendas y nos lleven al futuro.

No tengamos miedo. Actuemos sin egoísmos. Ellos van a saber cuidarnos a nosotros.

El San Luis del presente debe estar en sus manos y el del mañana también.

Con este mensaje dejo inaugurado el 143º Período Ordinario de Sesiones de la Legislatura de la Provincia de San Luis.