La Casa de la Música recibió este lunes a jóvenes de pueblos originarios que representa la fundación de Jorge Rojas. “Agua Viva” graba su EP durante toda la semana cumpliendo un sueño que parecía inalcanzable debido a las duras condiciones de vida con las que conviven a diario, pero que con el apoyo del Gobierno provincial se hizo realidad.

“Agua Viva”: del Chaco salteño a uno de los estudios de grabación más importantes de Latinoamérica.

A partir de un convenio firmado en febrero, la Casa de la Música llegó a Anisacate, una pequeña localidad de la provincia de Córdoba, en la que se encuentra la sede de “Cultura Nativa”, donde la directora del centro musical, Anabella Lucero, fue recibida por el músico Jorge Rojas, quien es además el presidente de la Fundación.

Rojas reflexionó sobre la importancia que tiene “Cultura Nativa” para los miles de habitantes de pueblos originarios que se encuentran ampliamente beneficiados gracias a las acciones que se llevan a cabo desde la misma: “Han pasado ya algunos años de vivencias únicas, llenas de emociones, las cuales llevaremos por siempre en el corazón con la enorme alegría de haber alcanzado muchos objetivos manteniendo nuestra fe y esperanza: la construcción de un puesto de salud en la comunidad era vital y es hoy una realidad, la llegada de energía y el agua potable a la zona fueron determinantes para ver cómo y de a poco, un pueblo, con mucho esfuerzo está saliendo adelante mejorando su calidad de vida, acompañar a docentes y alumnos en la escuela, una misión que asumimos con amor pensando en acercar a los niños las herramientas necesarias para enfrentar el camino de la vida”.

Además, el músico comentó: “La ONG brinda apoyo logístico al equipo médico para optimizar el trabajo en el área de salud, con cronogramas anuales de atención y seguimiento a los pacientes, provisión de los medicamentos necesarios en las distintas comunidades y puestos sanitarios de La Merced y Pozo El Bravo”.

Calificando la relación con Jorge Rojas como de “hermandad”, los músicos que se encuentran grabando su EP en la Casa de la Música esta semana, se refirieron al significado de esta experiencia profesional y humana en sus vidas: “Estamos realmente impresionados, estar acá para nosotros es un sueño. Nuestra vida es muy dura, vivimos de la pesca y es muy difícil conseguir los recursos básicos para la subsistencia diaria, por eso, venir a grabar a la Casa de la Música, con tantas comodidades, tan buen servicio y equipo humano es un privilegio. Agradecemos el apoyo del Gobierno de la Provincia y especialmente a Anabella por hacernos sentir como grandes artistas”, expresó Miguel “Titila” Ruiz, uno de los integrantes del conjunto musical. “Estamos felices”, concluyó.

Nota y fotos: Prensa “Molino Fénix”.