Este viernes quedó instalado en el Data Center el modelo numérico de pronóstico del tiempo “WRF” (de las siglas Weather Research and Forecasting) adaptado especialmente para la provincia considerando su orografía.

La apuesta por la ciencia y la tecnología es transversal a todas las políticas de San Luis. Junto al equipo de la ULP, el profesor emérito Mario Núñez y el doctor Alfredo Rolla, dirigen este trabajo que es una gran noticia para San Luis, porque es el mismo modelo que procesa el Servicio Meteorológico Nacional y otros importantes centros en el mundo.

“Esto no es al azar, acá hay un proyecto del Ministerio de Ciencia y Tecnología que lleva muchos años y comenzaron con la base que fue obtener la información meteorológica. San Luis tiene una red de estaciones meteorológicas automáticas y son alrededor de 60, esto fue posible porque además tiene una conectividad importantísima en la Provincia que permite recibir la información y llevarla a cualquier lado”, le dijo a ANSL, Mario Núñez, profesor emérito del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos (FCEyN-UBA) y doctor en Meteorología de la UBA, especialista en Cambios Climático e Impactos.

¿Por qué es tan importante contar con el modelo “WRF” (Weather Research and Forecasting)?

Porque es un sistema de cálculo numérico para simulación diseñado especialmente para satisfacer las necesidades en materia de investigación y de predicción en el área de la meteorología.

Porque permite a los investigadores meteorológicos trabajar en simulaciones con datos reales, pero también con datos ideales y, de este modo, obtener resultados más acabados.

Porque es un sistema que se utiliza largamente en investigaciones a lo largo del mundo.

“Lo que se instaló es un modelo de pronóstico meteorológico y el objetivo era comunicar a las personas lo que va a pasar en las próximas 72 horas; por ahora la página va a informar las temperaturas máximas, mínimas a nivel regional y también en los puntos de estación de la REM. Va a ser lo que se llama un meteograma, que además de tener la observación hasta el día de hoy va a tener qué es lo que va a pasar 72 horas a futuro en dichos puntos, o sea que es un paso más en este proyecto que hasta ahora tenía información de observación, y a partir de ahora van a tener información a futuro”, concluyó Alfredo Rolla, calculista científico, especialista en investigación y desarrollo de modelos de pronóstico estacional estadístico.

Nota, foto y video: ANSL.