Este año, Naciones Unidas estableció el lema “No dejar a nadie atrás” para reflexionar en torno al agua en esta fecha clave del calendario global. “No dejar a nadie atrás” es una frase que ciertamente en el caso de nuestra provincia, significa una realidad; una voluntad política y acciones concretas por incluir a todos los ciudadanos en el acceso al agua, un derecho humano inalienable. La democratización en el acceso al agua, es una puerta de ingreso a la producción, el desarrollo, la economía, la salud.

El agua es tu derecho. Todos tenemos derecho al agua.

La mirada local de los gestores del agua en el Día en el que el mundo reflexiona sobre la importancia del recurso, se renueva cada vez en el objetivo de continuar el camino de democratizar su acceso entre las poblaciones más vulnerables y marginales, trabajando de la periferia al centro llegando a remotos lugares de residencia, y a ciudadanos en  situaciones económicas y sociales de vulnerabilidad.

Una política sostenida en el tiempo, ha permitido afirmar que en nuestra provincia este proceso de inclusión se haya consolidado de la mano de una gestión sostenible del agua dando las garantías de su disponibilidad.

Para 2019, el slogan mundial para conmemorar este día ha tenido como premisa que todo el mundo se beneficie del progreso del desarrollo sostenible. En nuestra provincia, estos son algunos de los datos más significativos:

20 diques en la provincia, que han permitido incrementar en más de 50%  la capacidad de almacenamiento hídrico.

464,21 hm3 de agua embalsada, la que es utilizada para diferentes consumos a saber; productivo, riego, ganadería, humano y recreativo.

4.000 km de extensión de la red de acueductos.

731 km de red de canales.

124 pozos públicos

De las 60.000 hectáreas bajo riego que existen en el territorio provincial, 35.000 has provienen de las aguas subterráneas.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua.