Reducción de siniestralidad vial en un 60 % y de los índices de delito contra la propiedad, prevención y concientización, además de asistencia a los vecinos y turistas, son los principales aspectos de las medidas que alcanzaron a toda la provincia.

El ministro de Seguridad, Diego González, recibió este miércoles por la tarde al jefe de la Policía de San Luis, comisario general, Fabricio Portela; y al subjefe de Policía, comisario general Pablo Álvarez, juntos analizaron los resultados del operativo de verano.

El dispositivo de seguridad y prevención se desarrolló en todos los puntos de San Luis, específicamente en los centros de mayor atracción turística con el objetivo de cuidar a quienes transitaron por las autopistas y rutas.

Fue fundamental el trabajo de prevención y concientización que llevaron adelante los efectivos policiales solicitándoles la documentación correspondiente además de cumplir con los requisitos obligatorios en todo el territorio nacional. Trabajaron alrededor de 1.200 efectivos tanto de la Policía como del Instituto Superior de Seguridad Pública (300 cadetes).

Las infracciones más comunes que se advirtieron fueron: el no uso del cinturón de seguridad, vehículos que excedían la capacidad permitida de 5 personas y circular con las luces bajas apagadas.

Con puestos fijos en todas las rutas, y el aporte de las comisarías se hicieron los recorridos normales de prevención dentro de sus jurisdicciones, acompañando con  medidas preventivas, información y contención a los turistas especialmente que tomaron con mucho agrado el servicio de la Policía.

“Fue un éxito rotundo el Operativo Verano, se redujeron  un 60 % los accidentes viales en el territorio provincial, trabajaremos de igual manera en el próximo, como estamos trabajando cada día para el fortalecimiento de la calidad de vida de todos los puntanos”, manifestó el jefe de Policía, Fabricio Portela.

Por su parte el comisario Álvarez indicó: “Tuvimos un bajo índice del delito contra la propiedad, se distribuyeron varios puestos de control en todo el territorio provincial”.

Unidad Regional 1 (San Luis), se ubicaron en la rotonda de Cruz de Piedra, en la Ruta Provincial 18, en la bifurcación de ingreso a Potrero de los Funes, en el ingreso de El Volcán y en el balneario El Badén. Así también en la Ruta Provincial 9 y autopista Los Puquios, en el ingreso de El Trapiche y La Florida; y en la autopista 25 de Mayo, a la altura de la Maternidad “Teresita Baigorria”.

Unidad Regional 2 (Villa Mercedes), los oficiales estuvieron apostados en la costanera de Río V y en inmediaciones del dique Vulpiani.

Unidad Regional 3 (Concarán) la presencia policial estuvo en los ingresos de las distintas localidades, pero el de mayor afluencia fue el de Merlo.

Unidad Regional 4 (Buena Esperanza) los uniformados se fueron ubicados estratégicamente en cercanías a las localidades que contaban con piletas.

Unidad Regional 5 (San Francisco del Monte de Oro), el personal policial se situó en inmediaciones de los ingresos a los diques.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Seguridad.