Alrededor de 25 profesionales de la Salud se formaron en Impresión 3D para el ámbito de la salud, en el marco del plan de profesionalización que impulsa el Gobierno de la Provincia.

Este sábado se llevó a cabo el cuarto encuentro de la formación “Diseño e Impresión 3D”, una capacitación destinada a profesionales de la salud, que tiene por objetivo formar a los profesionales en cuanto a los procedimientos de trabajo con impresión 3D aplicada en cada especialidad. La capacitación se desarrolló en el marco del Plan Integral de Formación de Recursos Humanos en Salud.

El jefe del Programa Divulgación Científica, Adriel Dalgaard Knott, manifestó: “Hoy es la última clase para impresión 3D para profesionales de la salud. Este curso está marcado, dentro de un plan integral para la formación de recursos humanos de la provincia del sector público, pero también hemos tenido profesionales del sector privado”.

“Culminamos el curso practicando e imprimiendo biomodelos de cráneos, con fracturas maxilofaciales y extensores para las cirugías, que son elementos difíciles de conseguir, que se tienen que importar y nosotros con esta tecnología los podemos imprimir”, sostuvo Dalgaard Knott

“Estamos aprendiendo juntos, nosotros aportando todo el soporte técnico y diseño. Ellos nos aportan todo lo que necesitan, en cuanto a precisiones de salud”, detalló el funcionario.

Además, anunció que esta capacitación se volverá a dictar para sumar a otros profesionales de la salud de la provincia de San Luis.

La formación de la ULP, en conjunto con el Ministerio de Salud, contó con el apoyo de la Cámara Argentina de Impresión 3D, y la primera capacitación estuvo a cargo de la especialista en Impresión 3D y presidente de la Cámara, Irene Presti. Los encuentros subsiguientes fueron liderados por los especialistas Guido Palazzo, Adén Díaz Nocera, y Gonzalo Sánchez.

El capacitador en Impresión 3D, Gonzalo Sánchez, a cargo del último encuentro dijo: “Hoy lo que vimos en el curso fue hacer un procesamiento de las imágenes médicas, llevarlas a un formato que sea posible de imprimir mediante las impresoras que hay en el laboratorio”.

La vivencia de los profesionales de la salud

Mirta Lis Escudero, tocoginecóloga, fue una de las profesionales que participó de la capacitación, expresó: “La impresión 3D aplicada a la salud tiene muchas ventajas, sobre todo en lo que es mi especialidad un prequirúrgico, un planeamiento de una cirugía. Esta capacitación tiene muchas más aristas depende de la especialidad de cada uno”.

Además, Martín Caillet Bois, médico cirujano general, manifestó: “Nos parece fantástico y brillante todo lo que sea avance en cirugía, adelanto tecnológico para el bien del paciente y que nosotros nos podamos desempeñarnos de la mejor manera”.

Nota, fotos y video: Prensa ULP.