En las inmediaciones de la Escuela Técnica N° 14 “Dr. Julio A. Luco”, familias de la colectividad trabajan en tierra productiva entregada por el Gobierno provincial. Su producción, de calidad y a bajo costo, es adquirida por la sociedad mercedina, de Justo Daract y hasta de Río Cuarto, Córdoba.

Las parcelas se encuentran en el predio de la Escuela Técnica N° 14 “Dr. Julio A. Luco”.

Las parcelas se encuentran en el predio de la Escuela Técnica N° 14 “Dr. Julio A. Luco”.

Tomate, lechuga, remolacha, sandía, melón, choclo, chaucha, rabanito, rúcula, cilantro, apio, hinojo, perejil, achicoria, ajo, repollo, cebolla, zapallo, zanahoria, berenjena, productos industrializados y hasta tomate triturado, conforman el abanico de propuestas que ofrece la comunidad boliviana de 8:00 a 14:00, de lunes a sábado, en el predio del establecimiento educativo.

El responsable y referente de estos trabajos es Felipe Solano, miembro de la colectividad del país vecino, quien se refirió al trabajo que se realiza en las tierras entregadas en 2017 por el Gobierno provincial en suelo mercedino, a través de un convenio marco de colaboración.

“Hacemos un trabajo casi artesanal, todo el día, en el que participa toda la familia. Esa producción, luego, es comercializada y adquirida por los vecinos de Villa Mercedes, Justo Daract y hasta de Río Cuarto, Córdoba”, relató Solano, y reconoció: “Este proyecto trae beneficios a la comunidad mercedina que accede a estos productos de bajo costo, recién cosechados y frescos”.

Sobre el papel del Ministerio de Producción, quien fue el nexo entre el Gobierno provincial y la comunidad boliviana para la entrega de las tierras, destacó: “Contamos con el constante asesoramiento técnico de ‘Sol Puntano’, quien nos brinda las herramientas para optimizar nuestra producción”.

Un vínculo que se retroalimenta

El trabajo dentro del predio de la escuela agraria no es casualidad. Alumnos y docentes se nutren de la experiencia boliviana en el trabajo con la tierra. “Integramos a los maestros del área técnica y a los chicos en prácticas dentro de las parcelas, con una metodología diferente a la criolla, es decir, realizando un intercambio de culturas”, resumió Solano.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Producción.