Se instaló a vivir en San Luis, y con la preparación en el “Arturo Rodríguez Jurado” pretende recuperar algún título mundial en división supergallo.

La ex campeona mundial no deja de sorprenderse por lo que vio y por lo que hay en el Campus.

La ex campeona mundial de boxeo Yésica Marcos se instaló en San Luis y entrena en el Campus Abierto de la Universidad de La Punta.

Nació en Mendoza hace 32 años; en 2009 se consagró campeona mundial de peso supergallo de la WBA, y en 2011 fue campeona mundial de la WBO, en la misma categoría.

“Nací en San Martín, Mendoza. Viví tres años y medio en Chile y de allí vine a San Luis”, cuenta Yésica, quien decidió radicarse en nuestra provincia porque “en Chile el boxeo no es muy difundido, y aquí tengo a mi hermana y a mi cuñado”, indica.

Cada tarde, de 17 a 18:30, Yésica entrena en el “Arturo Rodríguez Jurado”: “La verdad es que estoy muy agradecida y orgullosa por la oportunidad, y de que se me abran las puertas. Aún no tengo cuerpo técnico definido, y por ahora entreno en el Campus y los profesores me guían en la rutina”.

El “Bombón Asesino”, como le gusta que le digan al afirmar que “el apodo de Leona es de cuando era chica”, tiene el objetivo claro: “Este año es para volver a entrenar firme y recuperar por lo menos un cinturón de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo) o de la OMB (Organización Mundial de Boxeo) en supergallo”.

Pese a los deseos, Yésica no desespera: “Hay mucho más por delante, es un 2019 para la preparación y volver al cuadrilátero”.

La ex campeona mundial no deja de sorprenderse por lo que vio y por lo que hay en el Campus: “Tengo todo a disposición, me sorprendió la recepción  de Juliana (Menéndez, secretaria del Campus) que me recibió como si todavía fuese una campeona del mundo. Ella personalmente me mostró el lugar, y me gustó la humildad en el trato y la profesionalidad para trabajar”.

Yésica dice que “por todo este respaldo, espero ponerme un cinturón este año, empezando suave, no nos vamos a apurar”, reitera.

“El gancho al hígado es lo mío”, sentencia el “Bombón Asesino”, quien se relanza en el campo rentado del boxeo desde San Luis, en el Campus de la ULP.

 

Nota y foto: Prensa ULP.