Presentará ante la Inspección General de Justicia de la Nación (IGJ), el organismo federal que controla este tipo de contratos, los reclamos de cientos de ahorristas sanluiseños que adquirieron su auto -o sueñan con tenerlo- por esta vía y hoy pagan cuotas altísimas.

Defensa del Consumidor reclamará a nivel nacional por los autoplanes de ahorro.

Defensa del Consumidor reclamará a nivel nacional por los autoplanes de ahorro.

El Programa Defensa del Consumidor representará a unos 200 ahorristas sanluiseños que actualmente se ven perjudicados por las altas cuotas que pagan por los autos que compraron o que aún sueñan con adquirir a través de la modalidad de autoahorro.

Así lo informó el titular del organismo provincial, Alberto Montiel Díaz, durante una reunión realizada junto a un grupo de personas que padecen este problema. El encuentro se realizó el martes pasado en la sede de la Asociación de Supervisores de la Industria Metalmecánica (Asimra).

Los ahorristas contaron a Montiel Díaz sus malas experiencias y se quejaron porque el valor de las cuotas de sus autoahorros triplicaron y hasta cuadriplicaron su costo. Según los usuarios, en algunos casos pasaron de pagar $4.000 a $14.000. También, según comentaron durante la reunión padecen el cobro de adicionales de seguro, gastos administrativos y garantías.

Montiel Díaz aconsejó a los ahorristas que sufren este dilema hacer el reclamo formal ante las oficinas del Programa Defensa del Consumidor (edificio Administrativo, en Ayacucho 945, 6to piso) o en las sedes de Villa Mercedes (Centro Cívico, en Urquiza 74) y Merlo (Terminal de Ómnibus), para que quede documentado su reclamo, su situación y les entreguen su formulario correspondiente.

Quienes residen en el interior pueden plasmar su queja vía digital tras ingresar al portalpuntano.gob.ar.

Para el reclamo, el interesado debe acercar dos copias del contrato y dos copias de las boletas de pago de los últimos 6 meses donde queden demostrados los incrementos.

“Deben dirigir el reclamo contra la sociedad que tenga el plan de ahorro, o la fábrica del vehículo. En el motivo deben especificar que es por los aumentos y como propuesta conciliatoria, pedir que se reacomode la cuota de acuerdo a las posibilidades de pago”, recomendó Montiel Díaz.

En el resto del país el conflicto es idéntico lo que motivó que decenas de jurisdicciones presentaran informes a la IGJ hace unas semanas. “Una vez que tengamos los reclamos vamos a llamar a una audiencia conciliatoria, a la que por lo general la otra parte no se presenta o no hay una propuesta de acuerdo. A fin de mes, con todos los reclamos que tenga, voy hacer el informe a la IGJ, que deberá interceder ante las fábricas de los vehículos (el contrato de los ahorristas está atado a las fábricas de los autos) a los fines de buscar una solución”, destacó.

“Administrativamente no habría una solución, porque por contrato el aumento de la cuota estaría convalidado. Pero creo que lo que se da acá es lo que en el derecho se llama la teoría de la imprevisión, que es cuando ocurre una actualización desmedida como la de ahora, que se podría revisar”, agregó.

 

Nota: ANSL.

Foto: Gentileza El Diario de la República.