Entre noviembre de 2018 y el de 2017, los asalariados son 117.770 menos. Sólo en el mes de noviembre se perdieron 38.000 puestos de trabajo registrados.

Emanuel Kant, uno de los grandes filósofos de la historia que logró sintetizar las escuelas empiristas y racionalistas, sostenía que el noúmeno (la cosa en sí) era incognosible. Si no podemos conocer la cosa, sólo tenemos miradas de ella. Vaya aquí una mirada de datos oficiales emanados por la Secretaría de Trabajo.

Si comparamos la cantidad de trabajadores registrados en noviembre de 2018 y los que había en 2017, nos encontramos con la desagradable noticia de que pese a que la población crece y por lo tanto la cantidad de personas con capacidad de trabajo también aumenta, el número de trabajadores disminuyó en 172.000. Sólo en noviembre se perdieron 38 mil puestos de trabajo en blanco.

El sector privado perdió en ese año 106.500 trabajadores. Son 117.700 los asalariados de este sector que perdieron su trabajo. La diferencia surge porque hay 21.700 empleados en casa de familia más (únicamente éstos crecieron) que hace un año. De operarios de fábrica a empleados domésticos.

En la escala más baja de los empleos registrados se encuentra los que corresponden al monotributo social. En general correspondía a personas que se incorporaban en cooperativas promovidas y sostenidas por planes sociales del Gobierno. Éstos también disminuyeron, son 58.900 menos que en noviembre de 2017. Las políticas sociales del gobierno nacional también cambiaron, ahora se ven camiones que enseñan a preparar currículums y entrenarse para entrevistas de trabajo.

En la actual gestión presidencial se han perdido puestos de trabajos registrados. Y la masa salarial total ha perdido 5,5 puntos entre 2015 y 2018, pasando de un índice 102,4 a uno de 96,9.

Hasta aquí, datos oficiales e incuestionables en tanto surgen de los registros de la AFIP y son procesados y elaborados por la Secretaría de Trabajo de la Nación. El cuadro que sigue es un dato que surge de una encuesta que esta Secretaría le realiza a las empresas, y es sobre las expectativas de la generación de nuevos empleos o si piensan despedir. El resultado es muy malo.

Para leer el informe completo, clik en el siguiente link http://www.trabajo.gob.ar/downloads/estadisticas/Reporte_Laboral_Enero_2019.pdf