El gobernador Alberto Rodríguez Saá estuvo en el programa televisivo Sport 13 y se refirió al deporte social como un elemento inclusivo y de contención, y al alto rendimiento: lo que se debería hacer para alcanzar el logro deportivo y lo que se hace en San Luis en materia formativa. También evocó distintos momentos del deporte puntano y a sus figuras, en una charla donde no faltaron las anécdotas, el recuerdo del “Mono” Gatica, del GEPU campeón de la Liga Nacional de Básquet y del “Búfalo” Juan Gilberto Funes.

“El club es el centro del barrio, donde los chicos van a jugar, donde los viejos van a jugar a las bochas, es un lugar de reunión: deportivo, social, cultural. Y la Argentina, nosotros, San Luis, tenemos que pensar que tenemos que reconstruir muchas cosas que están destruidas y una de ésas es esta situación de los barrios”, comenzó diciendo el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

“Si los barrios tienen un lugar, los chicos van a la escuela, a recibir deportes, cultura, recibirán tremendos beneficios y las madres se sienten tranquilas de que los chicos estén ahí. Los van a cuidar, los van a buscar y todo eso en el club, el barrio se ordena, se solidarizan entre ellos, se conocen. Es un factor hermoso de convivencia, eso es lo que genera el club”, remarcó.

“Por eso yo le pido a los clubes, aparte del deporte, aparte del fútbol, que tengan su sede social también para hacer un evento, para hacer la fiesta de cumpleaños de alguno, para escuchar música, los días de lluvia ir a jugar al truco, todo lo que significa esa cuestión: el barrio, éste es el concepto”.

“Hay clubes que se dedican muy específicamente a algo: el fútbol. Y tratamos que ahora esos clubes donde nosotros hacemos obras amplíen su cabeza, su mirada y atraigan todo, a todas las edades del barrio, que sea un centro de convivencia”.

Por más de 40 minutos, el gobernador de la Provincia vertió distintos conceptos sobre el rol social de los clubes como contenedor inclusivo y social, el deporte de alto rendimiento, los distintos deportistas puntanos que se destacaron a lo largo de la historia donde no faltaron anécdotas, el recuerdo a Gatica, el GEPU campeón y al “Búfalo” Funes. A continuación, los conceptos más importantes:

“Los adultos mayores en los clubes, el cantinero, el canchero, muchísimos son veteranos que adoran al club. Si además les permitís que vengan con sus amigos y hagan alguna actividad, maravilloso. ¿Qué es mejor para un jubilado, ir a la plaza o a un club? ¿Qué es mejor para una jubilada? Que aprendan danzas, folclore, tango, repostería o gastronomía y que lo hagan en el club”.

Sobre el semillero y la cantera del club: “Vienen los clubes grandes y se llevan chicos, y nosotros lo tomamos con alegría. ¿Y por qué no los hacemos acá y esos chicos juegan acá, se quedan acá y tenemos una regla de juego que si los formamos acá, cuando sean estrellas o lleguen al Barcelona, que se acuerden de nosotros?”, dijo, en clara alusión a los derechos de formación del deportista.

Sobre la alta competencia: “Es uno de los mayores espectáculos y atractivos de la humanidad. Requiere muchos conceptos. Si estás en alta competencia, decime a quién querés parecerte. ¿Te querés parecer al Barcelona? Mirá cómo se estructura la alta competencia en Barcelona o Boca, River, Godoy Cruz, que están en alta competencia. Ahora, hacé las cosas que hacen ellos”.

El recuerdo a GEPU: “Diferenciábamos lo que es el equipo de básquet del club. Dejó de jugar en la Liga y el club quedó con las tribunas hechas y sin deuda, cuidando al club. Nosotros inventamos la preparación física, los jugadores me reconocen que inventamos el profesionalismo”.

Sobre la problemática del fútbol en la alta competencia: “Necesitamos un organizador que venga y nos mire la problemática; estamos hablando con Erviti y puede ser él. Hay reglas que a nosotros nos cuesta entender. No tenemos mercado para apoyar a más de uno. Debe ser un equipo de toda la Provincia y no de una sola ciudad. ¿Buenos Aires cuántos equipos tiene? ¡Y qué problemas tienen todos para llenar los estadios! Hay tantos equipos que económicamente es muy complicado que se mantengan”.

Su visión estratégica y la experiencia en Cuba: “Los cubanos en los ’60 y ’70 resaltaba en el medallero olímpico en tercer o cuarto lugar. Entrenaban en un tinglado. Nosotros qué imaginamos: ‘¿Gobernador, cuando nos va hacer la gran estructura?’. Nosotros pensamos así: en el mangazo y no estratégicamente, que el Estado ponga plata y no en el objetivo final. A veces la infraestructura no es tan importante. Para preparar la cantera, a veces no necesitás tanto”.

Lo que se persigue con el Plan de Desarrollo: “Que sea para todos. Vamos a hacer clínicas de técnicos, preparadores físicos, dirigentes, infraestructura, de administración, para que haya transparencia en el destino de los recursos”.

El Tour de San Luis: “El primer año pagamos derecho de piso y pusimos plata, el segundo año teníamos que poner menos porque ya pagamos derecho de piso; pero si cada año ponemos más plata, yo no sigo, no es así. Trajo un montón de beneficios, pero cada vez costaba más caro. Es una cuestión de vivencia y de inteligencia”.

Deportistas puntanos que más lo emocionaron: “En boxeo admiraba enormemente a los hermanos Miranda, Carlos y Ernesto, que llegó a estar primero en el ranking mundial; hacía boxeo en la Policía y en el Club La Merced. Cuando murió Gatica hubo una gran emoción por lo que él significaba para San Luis. En ciclismo, los que vimos en el Tour y los Barrera. En el fútbol, el ‘Flaco’ Manavella, Zoilo Concha, el arquero de Estudiantes. Los Alcaraz: Rufino y el Teco, en Defensores eran tremendos jugadores. Los partidos de las escuelas tenían grandes equipos, eran más importantes y llenaban la cancha más que cualquier club, había ídolos deportivos. Los enfrentamientos entre la Mixta y el Colegio Nacional, a ese partido de básquet íbamos todos y era para nosotros un River-Boca: jugaban el ‘Manguera’ Vivas, Mariano Celorrio, los Llorente. Y una admiración enorme por el ‘Búfalo’ Funes, a quien conocí y destaco por su enorme humildad, amor por San Luis”.

Nota, foto y video: ANSL.