Alberto Rodríguez Saá supervisó este lunes la obra que tiene un avance de más del 80% junto a los ministros de Obra Pública y Salud. El primer mandatario puntano está siguiendo paso a paso el desarrollo de los trabajos y la cristalización de este «Sueño Puntano», de una gran sensibilidad social y humanismo, que convierte el nuevo destino de la ex Residencia Oficial en otro moderno hospital para todos los puntanos. 

El gobernador Alberto Rodríguez Saá coordina cómo será el funcionamiento del Centro Oncológico Integral.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá coordina cómo será el funcionamiento del Centro Oncológico Integral.

El gobernador anunció que en marzo estarían concluidos los trabajos y en abril contaría ya con el equipamiento. «Esta obra viene para mujeres y hombres que están en una situación muy vulnerable, que siempre han tenido que salir de la provincia para encontrar tratamiento y ahora lo harán en San Luis. Esto es una gran alegría», expresó luego de recorrer los consultorios, el shock room, la sala de quimioterapia y las otras dependencias que conforman el Centro Oncológico Integral.

El gobernador, ampliamente comprometido por este “Sueño Puntano”, dio detalles acerca de los plazos que se vienen desarrollando en torno a la obra, saludó y dialogó con los trabajadores, sugirió algunos arreglos para los jardines y hasta se refirió a los distintos árboles que se emplazan en el lugar.

Rodríguez Saá explicó que el Centro Oncológico Integral tendrá dos entradas: la tradicional por Avenida del Fundador y otra atrás, cerca de la escuela “Nicolás Antonio de San Luis”. También contará con estacionamiento y pileta climatizada.

“Vamos a reforestar el parque para hacerlo lo más amigable posible”, señaló acompañado por el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, y su par de Salud, Silvia Sosa Araujo.

El primer mandatario puntano arribó a las 20:00, se mostró entusiasmado con el avance de obra y diálogo con algunos obreros. En total trabajan cien personas. “También el orgullo de que este edificio, que era para el lujo y la ostentación de los gobernadores, ahora cumple un fin social que la sociedad ha recibido muy bien”, expresó, y anunció: “Los primeros días de marzo estaremos inaugurando la obra civil”.

Luego vendrá un período de equipamiento y capacitación, ante lo que adelantó: “En abril estaría en funcionamiento pleno”.

Alberto Rodríguez Saá recordó: “Este edificio también ha tenido etapas tristes, porque ha sido residencia de interventores durante la última dictadura militar”  y contrastó la función que tenía antes el inmueble: «Lo que era algo para el lujo o la ostentación como era la residencia de los gobernadores ahora cumplirá una función social maravillosa».

El gobernador estuvo acompañado por José María Porrini, arquitecto a cargo de la obra, Raúl Moreno, presidente de la empresa LUMA, y Cristian Rasmussen, jefe del Programa Obras de Arquitectura.

Porrini confirmó que trabajan dentro de los tiempos establecidos por la licitación. Sobre la nueva ampliación, explicó que estará destinada a quimioterapia e internación. “Son mil metros cuadrados que se han incorporado a la construcción, más la remodelación de la casa, que ahora son consultorios”, dijo, y destacó que “se ha logrado conservar la fachada y los jardines”.

Acerca del funcionamiento describió: “Está sectorizado de acuerdo al grado de complejidad que tiene el paciente. Hay un sector de ingreso con recepción y clínica médica y, una vez que superan esa etapa, los médicos determinan si corresponde quimioterapia, internación o shock room para los casos graves. También estará el servicio de oncoestética”.

Tras visitar el espacio, el gobernador sugirió parquizar de menor a mayor, según el tamaño de cada especie, y compartió las historias o el origen de algunos de los árboles en la ex residencia. Además se interiorizó sobre la arquitectura de la cúpula que contendrá un ascensor hidráulico ubicado en el centro del edificio, entre otras cosas.

Nota, fotos y video: ANSL.