Funcionarios de la cartera medioambiental visitaron el establecimiento ubicado en Estancia Grande y cotejaron que se encuentra en tareas de cierre. La realidad que vive el emprendimiento se debe a que actualmente no cumple con las habilitaciones y autorizaciones pertinentes.

La realidad del emprendimiento se debe a que actualmente no cumple con las habilitaciones y autorizaciones pertinentes.

La realidad del emprendimiento se debe a que actualmente no cumple con las habilitaciones y autorizaciones pertinentes.

Luego de las sanciones aplicadas al feedlot Nicanor por incumplimiento de la normativa ambiental, funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente realizaron una inspección en el lugar para verificar la actividad actual del emprendimiento productivo.

Durante el recorrido del predio ubicado en Estancia Grande se constató que el feedlot se encuentra en tareas de cierre. Se observó la baja actividad del establecimiento y que la mayoría de los corrales están vacíos, sin animales. El personal del establecimiento realiza tareas de limpieza de los espacios ocupados en su momento por más de 11.000 vacunos. Cabe destacar que en la inspección anterior se verificó que se estaban realizando obras de canalización de los corrales.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Medio Ambiente.