Del mega acuerdo con el FMI por 57.000 M u$s, en 2018 llegaron 28.300. Para 2019 se esperan más de 20.000. En 2018 se fugaron 27.230 M u$s. ¿En 2019 tendrán el mismo destino?

Mientras el presidente Macri firma un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de dudosa constitucionalidad, para que el Estado recupere los bienes obtenidos por quienes delinquen, previo a una sentencia firme que los condene, en la realidad económica pasan cosas.

En junio de 2018, se anunció con bombos y platillos un mega acuerdo con el FMI por 50.000 M u$s y se recibió el 22 de ese mes un total de 15.000 M u$s de esa deuda. Los plazos de los desembolsos eran más de la mitad en el actual período presidencial, quedaba cerca del 40% para la próxima gestión y el nivel de ajuste sobre la población que era mucho, en setiembre empeoró.

En el mes de la primavera se reformuló el mega acuerdo y pasó de 50 a 57 mil millones de dólares. Casi el 90% de los fondos se recibirán antes de que Macri culmine su actual período de Gobierno y el ajuste que se iba a hacer más gradual, se hace de golpe. Recibió en octubre 5.700 millones más. Y en diciembre luego de cumplir con las metas prometidas (ajuste), recibió 7.600 millones más.

El Gobierno solicitó y recibió en 2018, 28.300 M de u$s. Se endeudó con el FMI por 28.300 el año pasado. ¿Dónde fueron a parar esos fondos, esa deuda?

Para responder, utilizaremos información oficial del BCRA, que en una hoja de Excel, bajo el nombre Formación de Activos Externos-Sector Privado No Financiero, coloca mes a mes cuánto dinero se fuga de Argentina. En 2018, se fugaron del país 27.230 millones de dólares. De los 28.300 tomados del FMI, quedaron alguito más de 1000. Casi el total, se fue. He allí el destino de la deuda: la creación de activos externos por parte del sector privado.