Durante 2018, el Ministerio de Producción puso la mira en la sanidad caprina, con un fuerte apoyo a los pequeños productores y previniendo que ninguna enfermedad zoonótica, o sea que se pueda transmitir de los animales a los seres humanos, pueda afectar a la sociedad.

Muestras de sangre en 3.841 animales consolidaron el apoyo a la actividad caprina provincial.

Las actividades sanitarias abarcaron los departamentos Ayacucho, San Martín, Junín, Belgrano, Pringles y Chacabuco, con trabajos destinados al control y diagnóstico de la brucelosis caprina, como así también de otras enfermedades como toxoplasmosis, aortitis y encefalitis. Se tomaron muestras de sangre a 3.841 animales de 73 establecimientos, distribuidos entre todos los departamentos mencionados.

“La cría caprina es una actividad pecuaria con fuerte arraigo, fuente de sustento de muchas pequeñas economías familiares del interior profundo. Siempre está en la agenda del Ministerio de Producción”, aseguró Martín Rodríguez, jefe del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural.

Entre los muestreos que analizó el Laboratorio del Campo, hubo un intenso relevamiento de los animales de productores lecheros, que además hacen quesos, quienes están concentrados especialmente en Chacabuco, San Martín y Belgrano. Esto fue así debido al rol clave que tienen estos alimentos en la transmisión de la brucelosis, de los animales a los seres humanos.

También tomaron muestras a todos los rodeos que en algún momento habían arrojado casos positivos en el departamento Ayacucho, donde detectaron seis animales positivos que fueron eliminados y reemplazados por ejemplares sanos y de mejor genética, provenientes del Módulo Caprino de Sol Puntano. Estos controles también incluyeron a todos los animales de la comunidad Huarpe de la zona de Guanacache, con excelentes resultados, ya que todos están sanos, sin rastros de brucelosis.

Y más allá de la sanidad, el Ministerio que conduce Sergio Freixes viene gestionando desde hace años fondos de la Ley Nacional Ovina y la Ley Nacional Caprina. Esta última no dispuso de dinero para la actividad de 2018, lo que dejó sin financiamiento a los productores caprineros de todo el país. A proposición de San Luis, como habían quedado fondos del 2017 se terminaron concretando dos proyectos que contemplaban aportes no reintegrables para productores puntanos. Uno de la Asociación Civil de Pequeños Productores de Donovan (Juana Koslay), que compró un silo para uso comunitario y sus complementos (chimango, moledora de granos) y 30 mil kilos de maíz. Este proyecto beneficia a 15 establecimientos de pequeños productores de la zona, muy cercana a la capital provincial.

Por otro lado, la Asociación de Pequeños Productores de Las Chacras, en el departamento San Martín, se encuentra ejecutando un proyecto que beneficiará a mas de 30 productores con materiales para el mejoramiento de sus instalaciones (chapa, postes, alambres), más la incorporación de una cámara de frío para el almacenamiento de chivos de la zona. En este caso el Ministerio está acompañando con asesoramiento técnico y visitas personalizadas a cada uno de estos establecimientos, además de llevar adelante la toma de muestras y el diagnóstico de enfermedades vinculadas a la actividad caprina.

Nota y foto: Prensa Ministerio de Producción.