En el transporte y la construcción se observa una mejor distribución en la participación de lo producido.

Un dato colateral que se puede obtener del informe publicado por el INDEC sobre generación del ingreso e insumo de mano de obra, es la participación de los trabajadores en el producido por sectores de la economía.

Recordemos que el artículo 14 bis de la Constitución Nacional dispone que las leyes protegerán al trabajador y que le asegurarán entre otros derechos la participación en las ganancias. Veamos cómo se distribuyen, en algunos sectores de la economía, el total de lo producido entre capital y trabajo.

El promedio general de reparto, en el tercer trimestre de 2018 es de 45,9 y 45,7 respectivamente, ayudado por el empleo público, pues si se excluyera al Estado y se computará solo el trabajo privado y el capital de los privados, los porcentuales pasan a ser de 37 y 53,2. Los puntos que faltan en ambos casos para redondear el 100 % se los llevan los trabajos mixtos (donde el trabajador a la vez es dueño de la empresa, sociedad o es una cooperativa) y los impuestos netos de subsidios a la producción.

Los dos sectores de las diversas actividades económicas, donde los trabajadores se acercan a la mitad, en el reparto de los producido son: transporte, almacenamiento y comunicación con el 49,8 % y la construcción con el 45,9. Excluimos aquí los sectores donde el Estado es el principal dador de trabajo, como son salud y educación; y las actividades relacionadas al voluntariado social.

En todos los otros sectores de la producción, en la que el empleador principal no es el Estado, el porcentual de participación de los trabajadores en el producido se encuentra por debajo de la media. En las actividades relacionadas al campo su participación es del 26,4 %, en la actividad minera del 22,6 %, en las que dan servicios públicos, como gas, luz o agua, la participación es del 24 %.

Uno de los lineamientos políticos que el FMI está tratando de imponer a la Argentina es la flexibilización laboral y el acuerdo laboral entre trabajador y empleador este por encima de las convenciones colectivas de trabajo. Los gremios fuertes ayudan a una más justa distribución de lo producido.

Miremos. Sectores: Transporte y Construcción. Gremios: Camioneros y UOCRA.