La agrupación que viene realizando una gira presentando su trabajo “Opera Prima” llegó a La Pedrera para despertar risas y aplausos en un público de todas las edades que los disfrutó.

El show tuvo un escenario privilegiado. Fue en la Plaza de las Aguas Danzantes con un público familiar que festejó cada uno de las historias realizadas con música y pantomimas. Con entrada libre y gratuita, Urraka hizo su espectáculo con seis personajes que utilizan objetos de la vida cotidiana para convertirlos en instrumentos musicales, tales como baldes, tablas de lavar, tubos de plástico, chapitas de gaseosa, botellas de vidrio, barriles de plástico entre otros, además del propio cuerpo.

Con ellos tocaron diferentes ritmos, como cumbias, milonga, jazz, y hasta rock electrónico. El escenario separado por una escalinata perdía su límite, ya que los personajes interactuaron con el público que estallaba en carcajadas. Grandes y chicos acompañaban cada consigna que iba al ritmo de la música a través de corear o de aplausos. Con un show que empezó en el atardecer, encontró su final ya de noche con el reconocimiento de la gente y la predisposición de estos artistas, que a través de fotografías devolvieron así el cariño recibido.