En 2018, a través del Plan de Fomento Frutihortícola, la cartera productiva entregó 1450 bandejas para el armado de huertas familiares y escolares, y 4500 frutales en los parajes de San Luis. Este año, la iniciativa se extenderá a las ciudades.

El Ministerio de Producción promueve el autoconsumo y la alimentación saludable

“El plan está dirigido a vecinos que no tienen huerta, ni acceso a comprar los insumos para armarla, así como para agrandar la de aquellos que sí cuentan con este espacio productivo. Queremos que generen sus propios alimentos de manera sustentable, y así cuidar su economía”, explicó el ministro de Producción, Sergio Freixes, en el lanzamiento del Plan, allá por octubre de 2018.

“En lugar de dar las semillas y esperar a que se desarrollen, queremos que partan de una base más avanzada, que tengan verduras y hortalizas en poco tiempo, y eso los entusiasme a seguir con la huerta”, explicó el ministro, en referencia a los plantines que se proveen con 40 días de crecimiento.

Además, en cada escuela donde se desarrollaron los actos de entrega, se dio un kit y se construyó una huerta escolar, para iniciar un trabajo con los niños, motivarlos con el espacio productivo y que lleven todo ese entusiasmo a la casa, donde los padres también tendrán su porción de tierra dedicada a los cultivos.

Durante 2018, la iniciativa aportó 1450 bandejas frutihortícolas y 4500 frutales en diferentes parajes de la geografía provincial, fomentando de esta forma el autoconsumo, la alimentación saludable y cuidando así la economía de los puntanos.

Según informaron desde el Ministerio de Producción, debido al éxito de esta iniciativa, en 2019 la propuesta se extenderá a las ciudades.

Según informaron desde el Ministerio de Producción, debido al éxito de esta iniciativa, en 2019 la propuesta se extenderá a las ciudades.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.