Es lo que paga un país por sobre lo que paga Estados Unidos. El JP Morgan lo mide y sus efectos son inmediatos en los inversores.

El riesgo país se mide en puntos básicos, el que dividido por cien (se le pone una coma después de los dos últimos dígitos). Es la tasa de interés que en más, debe pagar un país por sobre los bonos de Estados Unidos a 10 años. Un ejemplo. Si los EE.UU. paga 3% de interés y un país tiene 700 puntos de riesgo país, esta nación deberá pagar 10% de interés si quiere pedir un préstamo similar. Es decir colocar un bono a diez años en dólares.

El que lo mide, es a su vez uno de los principales inversores financieros del mundo, y sus informes son seguidos por los otros grupos financieros al momento de invertir. Lo mide el JP Morgan.

Veamos Argentina. Cuando comienza la presidencia de Macri, el riesgo país era de 480, ahora es de 762. Subió 282 puntos básicos; es decir que ahora si se solicita un préstamo a 10 años en dólares el Estado argentino debe pagar: la tasa de Estados Unidos que es de 2,25% y que muy probablemente esta semana suba a 2,50%, más 7,62% que es el porcentual determinado por el riesgo país. Es decir, debe pagar 9,87%. En números, de cada 100 dólares que pida debe devolver 200.

Si vemos los datos oficiales de país, observamos que el Banco Central de la República Argentina comunica en su informe monetario mensual que entre noviembre de 2017 y noviembre de 2018, el riesgo país creció 428 puntos, de 249 a 717.

Con estos indicadores es muy difícil conseguir financiamiento en el exterior y los montos de deuda son tan extraordinarios, que con recursos propios son impagables.