Este viernes en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, los comerciantes, productores y pymes recibieron de manos del gobernador Alberto Rodríguez Saá el cheque de $50 mil enmarcado en el Crédito Solidario “San Luis Te Cuida” y que el Gobierno provincial ejecuta con el objetivo de ayudarlos a afrontar la crisis nacional que golpea al sector. “Gracias por dejarse estrechar la mano, no bajen las persianas”, les dijo el mandatario.

A mediados de septiembre, alrededor de 1.300 comerciantes y pymes del departamento Pueyrredón recibieron, a través del Plan “San Luis te Cuida”, la ayuda económica de $50 mil en una acción del Gobierno provincial para luchar contra la crisis y en la tarde del viernes, en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, tuvieron la oportunidad, otros 260 beneficiarios.

“Muchas gracias por venir, por haber hecho los trámites y gracias por dejarse ayudar, dejarse estrechar la mano en estos momentos difíciles”, dijo el gobernador, y agregó: “Cuando uno está en un momento difícil, medio que se enoja con todo el mundo y por ahí uno no cree o no quiere, no es fácil dejarse ayudar y ustedes han hecho el esfuerzo y les agradezco, nos hace mucho bien a todos”.

Alberto Rodríguez Saá en todo momento puso el énfasis en despreocuparse por el pago de las cuotas: “Vamos a hablar después para devolverlo, vamos a estudiarlo, no se hagan problema, va a haber toda una racionalidad en el tema porque queremos que el resultado sea a favor del comercio, de la pequeña economía familiar y de las pymes. En un momento dado, vendieron con un dólar a $20 y tuvieron que reponer con un dólar a $40, y se produjo esta casi hiperinflación así que, vamos a tratar de llevar este alivio”, subrayó.

El jefe de Estado puntano destacó al equipo de trabajo que llevó adelante con celeridad las gestiones: “Tengo que agradecer el esfuerzo que hizo el ministro de Producción, Sergio Freixes, de solucionar problemas y el enorme esfuerzo que hace la ministra de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur, la única ministra de Economía del país y la más joven”, arrancando de la multitud una ola de aplausos.

Al finalizar la entrega de cheques, el gobernador volvió a instar a los comerciantes a no bajar los brazos, como lo hizo en cada una de las presentaciones anteriores en los distintos puntos de la provincia: “Un deseo de fin de año, casi un pedido, un ruego: no bajemos las cortinas, luchemos”, dijo.