A pesar de que el hogar de Azucena Cristina González es humilde, esta mujer lo ha abierto a la comunidad del barrio San José, de Villa Mercedes, destinando la mayor parte de las habitaciones para el funcionamiento de “Mis Pekes”, el comedor al que a diario asisten 102 personas, 60 de ellas niños, mientras que las demás son adultos mayores, mujeres y hombres en situación de calle y pacientes con enfermedades terminales, o que padecen alguna adicción. “Es algo que hacemos porque realmente lo sentimos, tanto yo como mi esposo, mi hija y mi yerno, que son incondicionales”, comentó, mientras amasaba lo que se convertiría en una tirada de pan dulce.

Azucena Cristina González, fundadora del comedor “Mis Pekes”, del mercedino barrio San José.

Este sábado, el patio de esta vivienda ubicada en Tallaferro 227 extremo sur fue escenario de mucha actividad, con el ir y venir de “locales y visitantes”, algunos de los cuales trabajaban en torno a una gran mesa: “Estamos haciendo pan dulce y también algunos budines de chocolate, que se cocinarán en nuestro horno de barro -añadió Azucena-, contando con la gran ayuda de los chicos de la Brigada Solidaria, como también de docentes y alumnos de la escuela ‘Borja Blázquez’ de San Luis, que nos han venido a visitar para trabajar juntos”. Y así fue: entre los brigadistas y la familia de Azucena se hallaban futuros cocineros profesionales y sus profesores, aprendiendo la técnica y la receta de la anfitriona y aguardando el resultado: “Tenemos mucha expectativa por ver y probar el resultado -sostuvo Nancy Fusco, directora académica de la institución-, especialmente porque se usa el horno de barro, lo que seguramente le dará un sabor distinto al pan dulce al que estamos acostumbrados”.

Nancy Fusco, directora académica de la escuela de cocina “Borja Blázquez”.

Tanto Nancy como Sergio Tognelli, director de la “Borja Blázquez” de San Luis, aseguraron que “participar en este tipo de actividades no sólo enriquece a nuestros alumnos en cuanto a conocer otras maneras de cocinar, sino que además tiene que ver con lo solidario, lo participativo y lo gratificante que resulta intervenir en actividades como la que se hace en ‘Mis Pekes’, algo que en San Luis hacemos periódicamente. Aquí, en Villa Mercedes, no habíamos venido, pero a partir de ahora seguramente lo seguiremos haciendo, ya que tenemos varios alumnos que son de esta ciudad”.

Sergio Tognelli, director de la escuela “Borja Blázquez”, de San Luis capital.

La dueña de casa realmente es multifacética, además de ser una experta amasadora. “Tengo título en cocina criolla, también de enfermera, acompañante terapéutica y otro en corte y confección”, reveló al ser consultada sobre sus demás actividades, las cuales desarrolla también en su comedor, donde además cuenta con un roperito comunitario al servicio del vecindario. Semanas atrás, el techo de chapa de un baño se vio muy deteriorado, por lo que se solicitó la colaboración de la Brigada Solidaria. Mónica Pedernera, miembro de esta organización, comentó: “Acudimos y solucionamos el problema, ocasión en la que vimos que otros techos de la casa también estaban en malas condiciones, ante lo cual el vicegobernador Carlos Ponce (que coordina este grupo de voluntarios) nos indicó que la ayuda debía ir a fondo; así fue, y así nació el vínculo con esta familia y el comedor”. Las tareas de refacciones incluyeron la realización de techos nuevos para dos habitaciones, una de ellas destinada a la cocina.

Mónica Pedernera, una de las integrantes de la Brigada Solidaria.

Por su parte el vicegobernador de la provincia, acompañando a la Brigada, visitó el comedor y recalcó “la loable tarea que hace Azucena y su familia con ‘Mis Pekes’, como en esta ocasión en la que se elabora pan dulce para los que menos tienen, tarea que estamos replicando en otros comedores. Se trata de un acto de solidaridad al que hay que apoyar, siguiendo la consigna del gobernador Alberto Rodríguez Saá acerca de trabajar desde la periferia al centro. De ahí que estemos en lugares como este histórico y emblemático barrio de Villa Mercedes. Creo que la solidaridad es como un músculo que se debe ejercitar y que así se contagia a otros, por eso destacamos y reconocemos a quienes se suman, como en esta ocasión a los alumnos y docentes de la ‘Borja Blázquez’. Los argentinos somos solidarios y los puntanos más aún, hay sobrados ejemplos de ello”, reflexionó, asegurando además: “Ya hemos probado este pan dulce, que ha resultado muy rico”.

Vicegobernador Carlos Ponce.

Nota, fotos y videos: ANSL.