Medir la pobreza estructural o multidimensional permite a los estados provinciales y municipales orientar sus políticas públicas a fin de disminuirla de manera estable.

La enorme relevancia del informe de UNICEF, denominado Pobreza Monetaria y Privaciones No Monetarias en Argentina, es que visibiliza aspectos de la pobreza que permanecen ocultos cuando se la mide, como ocurre en el país, cuantificando si los ingresos son suficientes o insuficientes para realizar ciertos gastos. Si alcanzan o no a cubrir el costo de la Canasta Básica Alimentaria o la Total.

El tipo de medición que utiliza UNICEF plantea seis dimensiones a ser revisadas. A saber: Educación, Protección Social, Vivienda Adecuada, Saneamiento Básico, Acceso a Agua Segura y Hábitat Seguro. Cada uno de estos aspectos ha sido consensuado a nivel mundial como temas a ser resueltos por los gobiernos en los que se denominó Objetivos del Milenio, que plantean objetivos concretos para las políticas públicas. Un ejemplo: reducir la pobreza a la mitad para el año 2030.

Cada una de las dimensiones observadas tienen graduación en cuanto a la carencia. Se puede no estar privado, tener una privación moderada o severa. Veamos el caso de Educación. Si un niño concurre al grado o año que le corresponde según edad, no está privado. Si en cambio asiste, pero está retrasado, es una privación moderada; y es severa si no asistió o no asiste a la escuela. Así, hay criterios para cada una de las 6 variantes utilizadas.

Que se visibilicen estos temas posibilita a los gobernantes generar, promover y llevar adelante directrices públicas que deberían transformarse en políticas de Estado. Les permite por ejemplo a provincias y municipios no estar atados a los vaivenes de circunstancias que no pueden manejar, como, por ejemplo, el valor del dólar o la tasa de interés que fija el Banco Central, u otras variables macroeconómicas que son resortes del gobierno nacional, y que influyen enormemente en las mediciones monetarias de la pobreza.

Crear escuelas, construir hospitales y viviendas dignas, proveer de agua potable y cloacas, brindar un correcto manejo de la basura, es el camino para eliminar la pobreza estructural.

El informe completo: