Con esa frase, la ministra de Ciencia y Tecnología y rectora de la Universidad de La Punta explicó la evolución de los sanluiseños en materia digital y el éxito de la ULP Virtual. Resaltó que la iniciativa surgió por un pedido explícito del gobernador.

Al repasar el contexto de surgimiento de la plataforma educativa que posibilita una nueva oportunidad para realizar estudios universitarios en la región, la funcionaria contó que el primer mandatario provincial “quería que nuestra institución tuviera una oferta de carreras que pudieran tener títulos reconocidos a nivel nacional y formación de grado o posgrado, diferentes tipos de diplomaturas y esto lo hemos hecho mediante un convenio con la Universidad Nacional de 3 de Febrero (UNTREF) de Buenos Aires, en primera instancia, pero estamos haciendo convenios con otras universidades, con una oferta de 48 líneas distintas de formación”.

Bañuelos analizó los factores que permiten entender la respuesta positiva que ha obtenido la ULP Virtual en la comunidad puntana: “Nuestra provincia tiene conectividad en todas partes. Solo entre el año pasado y este, hemos entregado 122.500 tabletas. Esto cumple los dos pilares básicos de la inclusión digital, la conectividad y los dispositivos. Y el tercer pilar básico es la formación; hace varios años atrás, cuando nosotros empezamos con este plan de brindar wifi gratis, muchos decían que la gente solo lo usaba para mirar Facebook. Yo a todos les decía que es un proceso, primero se entra por esa red social, después la gente se aburre de eso y quiere más. Esto es lo que ha pasado en San Luis; ese algo más vino a ser la necesidad de adquirir mayor capacitación”.

La rectora sostiene que “esto es algo asombroso desde donde se lo mire. El 68% de los inscriptos son mujeres y el 90 % si se reciben van a ser la primera generación de universitarios en sus familias. Estos dos números son impactantes”.

En línea con lo anterior, Bañuelos precisó que son múltiples las razones que llevaron a varios sanluiseños a no poder acceder al ámbito universitario: “Hay muchas mujeres que no pudieron estudiar antes seguramente porque tuvieron hijos, otras personas porque no vivían en las ciudades donde funcionan universidades porque en todo caso se tienen que mudar para poder estudiar. Esto representa para las familias un costo que no todos pueden afrontar. Hay otra gente que vive en San Luis, pero tiene que trabajar y al tener un horario determinado se le dificulta poder asistir a clases”.

La ministra se mostró muy conforme con los resultados alcanzados: “Personas de todos los parajes de la provincia se inscribieron en la ULP Virtual. Esto nos da un gusto enorme. Otro punto a destacar es que estos alumnos se toman muy en serio esta oportunidad. De los que empezaron el primer tramo de los cursos introductorios, que fueron los que habían completado los papeles en su momento, el 80 % continúa sus estudios en forma normal en la actualidad”.

“Si comparamos estas cifras con la educación virtual en otras ciudades o lugares del mundo, estos números suelen ser entre el 30 y 35 %. Las personas que están en carreras de grado, por ejemplo los técnicos en Gestión Empresarial que se habían recibido en la ULP y ahora están haciendo Administración de Empresas, este número asciende a 90 %. Esto habla de una madurez en todo lo que sería inclusión digital, habla de una madurez para encarar una carrera universitaria”, puntualizó la titular de la cartera Ciencia y Tecnología.

Nota, fotos y video: ANSL