La delegación puntana volvió de Rosario tras cuatro días de competencia. Medallas de oro, plata y bronce, y la Copa Fair Play por el mejor comportamiento, fueron los logros obtenidos.

Los Juegos Evita de Playa se disputaron en Rosario desde el miércoles hasta el sábado, y San Luis obtuvo una medalla de oro, una de plata y otra de bronce.

San Luis estuvo presente nuevamente en una competencia nacional en la que cada provincia envió a sus representantes. Y tal como ocurrió en los Binacionales y en los Evita convencional y adaptado, la delegación puntana regresó a casa con logros importantes, en esta ocasión fue en los Juegos Nacionales Evita de Playa.
Se disputaron en Rosario desde el miércoles hasta el sábado, y San Luis obtuvo una medalla de oro, una de plata y otra de bronce. Además, la organización le entregó a los puntanos la Copa Fair Play por su buen comportamiento y orden a la hora de competir y relacionarse con las demás provincias.
En lo estrictamente deportivo, el oro llegó de la mano de Guadalupe Fontana, en windsurf femenino. La plata fue obra de Tomás Correa, también en windsurf, pero en la categoría masculino, en tanto que al bronce lo aportaron las chicas de fútbol femenino.
De esta manera, San Luis terminó séptimo en la clasificación general, por encima de Mendoza y Córdoba, provincias que siempre son protagonistas en certámenes nacionales. Santa Fe finalizó en lo más alto de la tercera edición, seguida de la provincia Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
“Venimos muy satisfechos con el papel que hicieron los deportistas, porque más allá de los resultados, lo importante es el aprendizaje para creer. La única mención que se hizo en el torneo fue la Copa ‘Juego Limpio’ y la ganó San Luis. Eso resume el comportamiento dentro y fuera de la cancha de toda la delegación”, dijo con orgullo el jefe de la delegación, Lucas Godoy.
Nota y fotos: Prensa Programa Deportes.