Diego Pájaro, jefe de la Zona de Actividades Logísticas, destacó que los servicios que ofrece el moderno complejo son de primer nivel.

El nuevo secretario de San Luis Logística, Sebastián Lavandeira, recorrió el predio de la ZAL junto a los principales funcionarios.

El directivo explicó el funcionamiento del moderno complejo durante la visita del nuevo secretario de San Luis Logística, Sebastián Lavandeira, quien recorrió junto a periodistas el predio de 83 hectáreas que desarrolló el Gobierno de la Provincia y que está cerca de cumplir sus primeros diez años, destinado a brindar todos los servicios e infraestructura logística que hoy requiere la producción y la actividad económica general de la provincia.

En un sector está concentrada toda la logística de industria y comercio, otra zona enfocada en la actividad agropecuaria, y un tercer sector que funciona como centro de servicio para el transporte y la logística de cargas.

“Hoy la ZAL ofrece a la industria, el comercio y el agro de San Luis servicios de primer nivel, que les permiten mejorar sus costos y generar actividad logística, que tradicionalmente se ofrecía desde otros puntos del país”, destacó Pájaro.

La visita sirvió además para mostrar la intensa actividad ferroviaria que se despliega con “La Puntana”, una locomotora adquirida por el Gobierno provincial para brindar mejor seguridad y mayor tecnología, con una capacidad de carga de hasta 3.000 toneladas, ahorro de combustible, reducción de emisiones de ruido y gases, y aumento de adherencia.

“Si bien siempre se nos vio como una provincia de paso, ésa es una condición positiva en el sentido de que si sabemos aprovechar nuestras conexiones, somos un excelente punto para distribución y aprovisionamiento de todo el centro del país”, valoró el funcionario.

La ZAL también acaba de estrenar un nuevo servicio, como el cross docking. Se trata de transferencia de cargas desde y hacia el ferrocarril, o de camiones de gran porte a vehículos de carga medianos y chicos.

El estreno de este servicio se concretó con los fardos de alfalfa que llevó hasta la ZAL la firma Ser Beef, donde se cargaron a dos formaciones ferroviarias con 60 vagones cada una, que los llevaron al Puerto de Bahía Blanca para embarcarlos rumbo a Arabia Saudita.

Nota, fotos y video: ANSL.