Quince alumnos de los últimos años de la Escuela Técnica N° 6 “General San Martín” de la ciudad de San Luis, acompañados por dos docentes, visitaron el viernes dos establecimientos agropecuarios de gran escala. La actividad estuvo centrada en una vinculación del sector productivo con el educativo. 

En busca de conectar a la agroindustria con el sector educativo agropecuario, la cartera productiva organizó un recorrido de aprendizaje por dos establecimientos: uno ganadero y otro agrícola.

La primera parada fue en el establecimiento “La Luisa”, ubicado unos 20 kilómetros al suroeste de la localidad de Fraga. Allí conocieron el funcionamiento y el desarrollo productivo del lugar, que tiene a la ganadería de ciclo completo como actividad principal, y desde donde se produce carne con destino de exportación, basada en pasturas a base de alfalfa, llorón, silos y verdeos, con una terminación final en corrales, y con algo de agricultura en secano.

Luego, la comitiva escolar se trasladó a un campo de Los Puquios, en la zona de La Cumbre, donde se los instruyó sobre agricultura de precisión. En este sentido observaron —en vivo— la siembra de un lote de maíz con la última tecnología aplicada al respecto con el método de siembra directa. Además recorrieron un lote de 400 hectáreas de garbanzos, un cultivo poco común en la provincia.

“Con estas visitas reforzamos las actividades en campo que siempre son enriquecedoras para las escuelas agrotécnicas”, reflexionó el jefe del Subprograma Producción Pecuaria, Juan Manuel Celi Preti, quien estuvo a cargo de la actividad. “Buscamos crear un círculo virtuoso, de colaboración, entre el centro educativo y el productor, fomentando la vinculación entre ellos y el mutuo beneficio”, concluyó.

Es que ésta no es una acción aislada. Se trata de una política ministerial que busca el desarrollo agropecuario a través de la capacitación de los futuros productores y profesionales del campo, así como la cooperación entre las empresas agropecuarias y las escuelas agrotécnicas.

Esta iniciativa busca que la acción no termine en la visita al campo, sino que sea el inicio de una relación de cooperación permanente, ya sea a través de capacitaciones conjuntas, intercambio de conocimientos, pasantías de alumnos en los campos, donaciones y préstamos de insumos, entre otras.

“Estamos muy contentos y agradecidos al Ministerio por la realización de esta actividad”, comentó Valeria, una de las docentes que acompañó a los alumnos. “Ellos lo aprovechan mucho y se interesan, y a los productores les encanta compartir sus conocimientos con los chicos”, agregó.

Waldo Medina, de Los Tamarindos, contó su experiencia en la Provincia: “Llegué hace cuatro años, viví muchos años en Corrientes y en Tandil, pero me sorprendió gratamente lo que encontré en San Luis: un Estado involucrado con los productores y la educación agropecuaria. No es algo común de ver”.

Desde la cartera productiva adelantaron que estas acciones continuarán durante los meses venideros con las diferentes escuelas de la provincia.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.