La jornada del sábado reunió a once clubes de buena parte de la provincia y de Mendoza. Fueron cuatro horas ininterrumpidas de acción, con el acompañamiento de muchas familias.

El centro de alto rendimiento deportivo de la Universidad de La Punta reunió este sábado a más de 350 niños de entre 5 y 12 años, de categorías mosquito, pre-mini y mini de básquet.

Se jugó en equipos de 4 contra 4, en seis canchas. Participaron los equipos del Campus Abierto ULP, Sociedad Española, GEPU, Piscu Yaco de Santa Rosa del Conlara, Jaguares de Justo Daract, Universidad Nacional de San Luis, Guay Curú, Ave Fénix, el polideportivo de La Punta, ASEBA y Maipú de Mendoza.

Tras el desfile de las delegaciones, a las 10:00 comenzaron los encuentros de mini básquet, que se extendieron hasta las 14:00, con la entrega de medallas para todos los chicos participantes y una réplica del Campus para cada uno de los clubes visitantes.

La secretaria del Campus, Juliana Menéndez, manifestó su alegría por el encuentro: “Estamos muy felices por la convocatoria, por ver a los chicos jugando y con actividades recreativas”. Además de los partidos, el profesor del Campus, Gustavo Sosa Toranzo, ideó una tarea de entrenamiento cognitivo con tabletas, en la cual los chicos debían ir contestando preguntas al mismo tiempo que hacían picar la pelota: ganaba quién más preguntas respondía sin que la pelota dejase de picar.

Menéndez dijo que “todo lo que está sucediendo, confirma que el Campus es para todos los deportistas de todas las actividades. Nos visitaron clubes de buena parte de la provincia, más Mendoza; estamos muy entusiasmados”, y, además, resaltó que “la familia, que es la parte fundamental en el seguimiento de los niños, vino a acompañar. Hubo padres, hermanos, tíos y abuelos”.

Tobías Valentini, de 11 años, llegó desde Santa Rosa del Conlara y sostuvo: “Represento a Piscu Yaco y es una experiencia nueva venir a jugar al básquet. Vine antes a la ULP pero por otras cosas. Estoy emocionado, me encanta, de la zona nos eligieron a nosotros y es un honor”.

Nerea Mora, de 11 años y jugadora de Piscu Yaco, sintetizó: “Vine a disfrutar porque para eso es el básquet, que es mi vida, mi pasión. Me encanta este lugar, de grande vendré a estudiar y a pasarla bien”.

Gerónimo, de 12 años y del club Maipú de Mendoza, dijo: “Me divertí bastante, este lugar es muy lindo”.

Valentino, del club Jaguares de Justo Daract, agregó que “está todo muy bueno, no conocía el lugar, está re bueno jugar con chicos de toda la provincia”.

Santiago, de 10 años y jugador de la escuela del Campus, indicó: “Estamos disfrutando mucho, esto es muy bueno, me estoy divirtiendo mucho”. Iván, también de la ULP, añadió que “esta bueno jugar con chicos de otras provincias”.

Adrián, de 12 años y del equipo de la Universidad Nacional de San Luis, manifestó que “está genial, re bueno, me encantó, la estamos pasando joya”.

El profesor de la escuela de básquet del Campus, Rodrigo Iglesias, mostró su satisfacción por la jornada: “Agradecer a Juliana y a todo el equipo y profesores del Campus, y agradecerle a los clubes que vinieron. Estoy feliz por la convocatoria, vinieron más chicos, superamos los 350 y estoy muy contento. Significa que la gente confía en el Campus, que acá se hacen las cosas bien”.

Nota y fotos: Prensa ULP.