Así lo destacó el jefe del Subprograma San Luis Libro, Pedro Bazán, sobre la Feria del Libro que se realizó del 15 al 17 de noviembre en el Centro Cultural de esa localidad y además expresó que “es un proceso cultural que se construye entre todos”.

Pedro Bazán, jefe del Subprograma San Luis Libro, con el escritor puntano Jesús Liberato Tobares.

La VI Edición de la Feria del Libro culminó este sábado con actividades y muestras del mundo literario de la provincia y de provincias vecinas, como el stand de La Pampa, con su muestra de “Artepropio”, donde expusieron obras de autores pampeanos. Esta participación se desarrolló dentro del marco del tratado de El Caldén que suscribieron ambas provincias para la colaboración mutua en la difusión de la cultura, entre otros puntos.

Bazán realizó un balance de esta iniciativa cultural y expresó: Me parece que la Feria del Libro de San Francisco va camino a convertirse en un punto ineludible para el calendario cultural de la provincia de San Luis. Cuando todas las personas entienden que un proceso cultural se construye entre todos, la cosa funciona muy bien, cuando todos nos convertimos de alguna manera en promotores de la cultura. Obviamente que uno se queda con lo más trascendental que fue la presentación del segundo tomo de las obras completas de Jesús Liberato Tobares, algo que está inscripto dentro del Plan Sueños Puntanos, que puso en marcha el gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá”.

En este sentido, el jefe del Subprograma y escritor destacó que, esta presentación fue muy emotiva, fue la mejor clase de Puntanidad a la que todos pudimos asistir; pero hubo muchísimas actividades además de esta y muy valiosas. Hubo pensadores, escritores, destacando la labor de Gustavo Romero Borri, haciendo de puente entre lo que es cultura y lo que fue la organización de la feria. Es algo muy valioso porque entiende ponerse de los dos lados, entiende lo que es lidiar a veces con la sensibilidad de los actores culturales y lo que espera el Gobierno como máximo sostén de esta actividad”.

Por último, Bazán expresó que “después toda la movida cultural que se genera en torno a la feria, he visto muchos jóvenes, muchos niños de 7 y 8 años en adelante participando en las charlas, escuchando, jugando, visitando el Centro Cultural de San Francisco que está hermoso. En este sentido destaco la labor de Lili Vergara como anfitriona, presente en cada detalle. Solo tengo palabras de elogios para la Feria del Libro y esto lo digo tanto desde mi lugar como funcionario, como así también mi impresión como escritor o como alguien que intenta ser soporte de la cultura”.