La exposición fue inaugurada este domingo a las 16:00 en el Museo de la Poesía, a cargo de las artistas plásticas Alejandra Etcheverry, Laura Martínez, Iris Peñiñorey, Teresa Guiñazú y Fabiola Tempestini.

El Museo de la Poesía abrió la muestra plástica que forma parte de la séptima edición del Ciclo Miradas.

Esta muestra se desarrolla en el marco del Ciclo “Miradas” que propone el Museo de la Poesía, que en esta nueva edición nuevos artistas exponen sus visiones sobre la localidad, sobre su historia y sobre el poeta puntano, Juan Crisóstomo Lafinur.

La exposición está integrada por las siguientes obras: “Tormenta en las sierras” de Alejandra Etcheverry, “Aire de Oro” por Iris Peñiñorey, “Buscando un amanecer” de Teresa Guiñazú, “Carolina” de Fabiola Tempestini y dos obras de Hilda Laura Martínez, “El amor de Lafinur” y “La felicidad de Borges”.

Alejandra Etcheverry destacó que, “como grupo de artistas que buscamos la belleza, vemos esta muestra como un viaje que podemos realizar en comunidad, aportando cada una de nosotras su mirada particular y propia haciendo que el todo sea mayor a la suma de sus partes, como el viejo barco Argos, hemos de navegar por las aguas del tiempo en busca de nuestro Vellocino de Oro”.

Por su parte, Laura Hilda Martínez expresó: “Esta muestra significa una nueva celebración donde un grupo de artistas visuales nos fundimos en una nave para viajar juntas llevando y haciendo realidad nuestros proyectos y anhelos artísticos. Esta muestra es diferente al trabajo que venimos realizando de manera colectiva porque en esta oportunidad las obras son inéditas y fueron realizadas especialmente para esta exposición que responde al Ciclo ‘Miradas’ y cada artista muestra su lectura particular de este precioso lugar de nuestra querida provincia de San Luis. Mis pinturas llevan los colores de La Carolina y se inspiraron en la letra de las poesías ‘El amor’ de Juan Crisóstomo Lafinur y ‘Laberinto’ de Jorge Luis Borges”.

El director del Museo, Gerardo Masman, enfatizó que “esta muestra es parte del Ciclo “Miradas” que ya es su séptima edición, la misma está compuesta por cinco grandes pintoras de San Luis y que se denomina ‘Argonautas, porque ellas toman como inspiración para el nombre un periódico en el cual escribía Lafinur que se llamaba ‘El Argos’ y que luego cambió por el nombre ‘El Argos de Buenos Aires’. Este periódico era publicado por la ‘Sociedad Literaria’ a la cual pertenecía Lafinur, quien escribió junto a otros pensadores haciendo alusión al pensamiento moderno en relación a la época. Las pinturas están todas inspiradas en La Carolina, como así también en la figura de Juan Crisóstomo Lafinur y sus poemas”.

Sobre la Sociedad Literaria

El 29 de diciembre de 1821 se fundó en Buenos Aires la Sociedad Literaria. Se reunió por primera vez el 1º de enero de 1822 en la casa de su líder y presidente Julián Segundo Agüero y se dedicó más directamente a cometidos culturales. Entre sus miembros se encontraban Esteban de Luca y Patrón, Vicente López y Planes, Antonio Sáenz, Manuel Moreno, Cosme Argerich, Valentín Alsina, Juan Crisóstomo Lafinur, Irineo Portela e Ignacio Núñez. Poco después de su fundación comenzó a editar dos publicaciones: la revista mensual “La Abeja Argentina”, que proporcionaba información precisa a extranjeros, sobre la situación argentina y que serviría para formar la opinión pública en Buenos Aires, y el semanario, “El Argos de Buenos Aires”.

La Sociedad estaba compuesta en un principio por doce miembros que más tarde llegaron a veinticinco y en sus reuniones, se debatía sobre política y se leían trabajos jurídicos, literarios y filosóficos. Contaba con representantes fuera de Buenos Aires, como Tomás Godoy Cruz y Remigio Castellano en Mendoza, Joseph Redhead en Salta, José Molina en Tucumán y Camilo Henríquez en Chile

Bernardino Rivadavia, entonces, el más importante de los ministros, brindó su apoyo personal al grupo y ayuda económica por parte del Gobierno. La “sociedad” también dio los primeros pasos para la creación de un teatro nacional y habiéndose propuesto difundir la cultura hacia todos los estamentos de la sociedad, hizo publicar “El Argos”, periódico que aparecía dos veces por semana y se ocupó de editar “La Abeja Argentina”, una revista de aparición mensual con contenido científico y literario. La “Sociedad Literaria” se disolvió en 1824, en gran parte, debido a que sus miembros estaban demasiado envueltos en actividades de la vida pública, como para poder dedicarle tiempo. Durante su efímera vida causó un impacto muy grande que nunca llegó a olvidarse por completo, tanto en la vida intelectual de la joven Nación, por mérito de la difusión de una nutrida información al mundo sobre el país, como por la relación que tuvieron luego sus integrantes con los acontecimientos políticos que sucedieron.

“El Argos de Buenos Aires” fue un periódico fundado con la intención de llevar las luces a la sociedad porteña en el proceso de modernización. Cuando finalizó la publicación, los sectores dirigentes del nuevo proyecto nacional no consideraron necesario continuar con este periódico, más allá de la intención manifiesta de su editor.

 

Nota y fotos: Prensa Programa Cultura.