El Senado nacional aprobó un Presupuesto que el Poder Ejecutivo acordó con el FMI y que se orienta cuasi exclusivamente a pagar los intereses de la deuda externa.

Después de catorce horas en las que se escucharon numerosos discursos, el Senado aprobó el Presupuesto 2019. Veamos algunos ejemplos de cómo se planea gastar los recursos estatales.

Mientras en Argentina, más del 30% de su población no tiene más cobertura que los hospitales públicos, el Presupuesto planea invertir en salud $25 de cada $100 que destina al pago de los intereses de la deuda externa.

La misma norma aprobada anoche, dispone que de cada $100 destinados a pagar deuda solo un 38% de dicho monto se invierta en educación. Mientras el 42% de los niños de entre 4 y 17 años, el INDEC considera que viven en hogares con clima educativo bajo.

Los senadores convalidaron que mientras $100 van a pagar intereses, $11 se destinen a la protección social. Claro, porque en Argentina sólo 1 de cada 4 argentinos son pobres y a 1.357.923 no les alcanza lo que comen para mantener su peso.

De 100 que se van, solo $7,70, se invierten en ciencia y técnica. En la época del conocimiento, la innovación, la inteligencia; menos del 8% de lo que destinamos a pagar deuda lo orientamos a promover nuestra inserción en los tiempos.

No es todo, viene lo peor. Mientras más de 5,9 millones de personas viven hacinadas, a las que se les suman 1.257.000 personas que pasan sus días en hacinamiento crítico (más de 3 personas por ambiente), el Presupuesto invierte $ 4,80 de cada $100 destinados a pagar deuda en vivienda y urbanismo.

Más de 3 millones de compatriotas que viven en centros urbanos, no tienen acceso al agua potable, el Presupuesto destina $4,10 con este fin y $100 para pagar deuda.

La desocupación crece, ya estamos en 9,6% y aumentando. El Gobierno propuso y los legisladores avalaron que la proporción entre deuda e inversión en trabajo, sea de 100 a 1,8.

Esta semana se conoció que la industria disminuyó el uso de su capacidad instalada en un 8,25% en un año, solo usa el 61,1 de su capacidad. ¿Acaso no lo ven como problema, que solo invierten en industria 10 centavos de cada 100 que destinamos a pagar la deuda externa?